SMA formula cargos contra central de Colbún por fallas en su RCA

0
240

Un procedimiento administrativo sancionatorio inició la Superintendencia del Medio Ambiente en contra de la Central Termoeléctrica Santa María, de la generadora Colbún, por infracciones medioambientales.

 

El oficio, fechado este martes 29 de octubre, establece la formulación de cargos a la empresa, ligada al grupo Matte, por incumplimiento de las condiciones, normas y medidas establecidas en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) de 2007, que evaluó favorablemente el proyecto en lo referido a implementar “medidas de mitigación y compensación comprometidas en el proceso de evaluación”. Esta situación, según la autoridad, “podría constituir una infracción grave”. Por ley, eso implica una multa de hasta 5.000 UTA (unos US$ 5 millones), la clausura total o parcial e, incluso, la revocación de la RCA.

 

Entre febrero y marzo de este año, una varazón de langostinos en la zona de Coronel afectó a la termoeléctrica. A consecuencia del fenómeno natural, denominado surgencia, recursos hidrobiológicos ingresaron a los sistemas de captación de aguas de la planta, dejando en evidencia problemas en el sistema de filtros del complejo. A raíz de ello, la Superintendencia del Medio Ambiente inició a fines de marzo una fiscalización, a cargo de Sernapesca, tras lo cual constató que “el proyecto no ha implementado medidas para hacerse cargo de los efectos no previstos asociados a la succión masiva de recursos hidrobiológicos al interior del sistema de captación de agua de mar”, concluyó la autoridad.

 

Santa María es un complejo de generación térmica a carbón, con una potencia de 700 megawatts, en dos etapas. La primera unidad está en ejecución desde agosto de 2012. En el documento, la superintendencia solicita a Colbún una serie de antecedentes, en particular, los informes de una auditoría ambiental independiente, asociados al inicio de operaciones de la primera etapa, y le da cinco días hábiles para hacerlo. Asimismo, tendrá 10 días para presentar un programa de cumplimiento y 15 días para formular sus descargos.

 

Respuesta oficial

 

Tras el fenómeno de febrero y marzo de 2013, Colbún “decidió investigar y estudiar cuál es la tecnología más moderna disponible para evitar las consecuencias de fenómenos particulares”, dijo ayer en un comunicado. Posteriormente, “decidió voluntariamente instalar nuevos filtros, con cuatro milímetros de separación y tecnología de punta, lo que permitirá que la biomasa aledaña prácticamente no ingrese al ducto”. Además, presentará a la superintendencia “los antecedentes que demuestran la oportuna acción de la empresa, acreditando diligencia en el cumplimiento de la RCA”.

 

Fuente: La Tercera