SEC denuncia falsificación en los registros de tanques de combustible de La Parva

0
161

El organismo formuló cargos contra los responsables del centro por varias contravenciones a la normativa, como no haber realizado las pruebas de hermeticidad a los tanques y no haber avisado oportunamente del incidente.

La Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) formuló cargos contra los representantes del centro de esquí La Parva por una serie de contravenciones normativas que quedaron en evidencia luego de la filtración de aproximadamente 15 mil litros de kerosene, desde uno de sus tanques, los que cayeron al río Mapocho.

Este hecho provocó el corte de agua potable de más de nueve mil familias del sector oriente de la Región Metropolitana a comienzos de la semana pasada. Ante esto, el organismo denunció a la Fiscalía la falsificación de los registros correspondientes a las instalaciones de combustibles líquidos.

El superintendente Luis Ávila comentó que la fiscalización realizada al recinto invernal el pasado miércoles 24 permitió detectar una serie de infracciones a la normativa vigente, entre las que se cuentan la falta de pruebas de hermeticidad de los tanques, las que no fueron realizadas en ocho años desde la instalación de dichos recipientes.

Además de ésta, se encontró la falta de un registro diario de los volúmenes del combustible; el no contar con personal debidamente capacitado para la operación de combustibles líquidos ni con un prevencionista de riesgos; y por problemas con los tableros eléctricos del recinto.

Paralelamente y en el marco de la fiscalización en terreno, “se logró detectar la falsificación de los registros de inscripción de las instalaciones, ya que los códigos de dicho documento fueron duplicados de una propiedad existente en la comuna de Padre Hurtado, investigación que ahora quedará en manos del Ministerio Público, pues el delito de falsificación de instrumento público es de competencia de dicho organismo”, sostuvo la SEC.

Modificar conductas

El superintendente señaló que “hemos detectado un conjunto de situaciones que contravienen la normativa vigente, razón por la cual lo que corresponde es la formulación de cargos con miras a eventuales sanciones. Pero más allá de las multas, lo que nos interesa, como organismo fiscalizador, es que los representantes de este recinto corrijan a la brevedad sus problemas para evitar nuevos episodios como el vivido la semana pasada”.

El titular de la SEC añadió que espera que esto sirva de ejemplo a otras empresas que mantienen instalaciones de combustibles líquidos, para que revisen sus procesos y equipamiento: “El uso de combustibles conlleva ciertos riesgos que podemos minimizar y controlar si es que seguimos los procedimientos que contempla la normativa vigente, situación que lamentablemente, en el caso de La Parva, no se respetó”, dijo.

Con respecto a la falla puntual que habría gatillado el derrame, desde la SEC se confirmó que se debería a la rotura de un codo que transportaba la parafina desde uno de los tanques hasta las oficinas del centro invernal, lo que podría dejar entrever un problema de diseño y/o de mantención. En forma adicional, se informó que los tres tanques de kerosene permanecen clausurados desde el miércoles 24, y sólo podrán ser reutilizados cuando se subsanen las deficiencias encontradas.

Finalmente, desde la SEC indicaron que la empresa tiene 15 días hábiles para presentar sus descargos, los cuales serán analizados y evaluados para determinar si es que corresponde o no la aplicación de multas para los responsables, las que podrían llegar hasta las 10 mil Unidades Tributarias Anuales (UTA, unos $5.394.600.000).

Fuente: Emol.com