[Opinión Día Mundial del Agua] Cambio climático y gestión hídrica

0
69

 

Por Ximena Abogabir, fundadora y miembro del Directorio de Fundación Casa de la Paz


Hoy existe un amplio consenso científico de que el cambio climático llegó para quedarse, y que es causado principalmente por la acción humana. Ante ello, los científicos también advierten que la frecuencia e intensidad de los eventos meteorológicos extremos irán en aumento, por lo que debemos esperar veranos más calurosos e inviernos más fríos, sequías extremas y prolongadas, así como lluvias más intensas y en período distintos a los acostumbrados. Asimismo, se proyecta un aumento en la frecuencia de eventos extremos tales como inundaciones, aluviones e incendios de magnitud.

Ximena Abogabir
Ximena Abogabir

Todos estos cambios inevitablemente afectarán al medio ambiente, la biodiversidad y las actividades productivas del país, impactando la vida de la gran mayoría de las personas. Por ello, es altamente aconsejable que los vecinos en los distintos territorios se reúnan para conocerse, identificar juntos los riesgos asociados a estos fenómenos y acordar formas de prevenirlos y/o mitigar sus impactos. El objetivo final es disminuir la vulnerabilidad de las comunidades, especialmente las de escasos recursos, que habitualmente son las más afectadas.

Entre las líneas de acción sugeridas, se recomienda no olvidar la urgente necesidad de conservar y restaurar los ecosistemas que proveen recursos y servicios hídricos, ya que constituye la medida preventiva más eficaz. A modo de ejemplo, la forestación de las cabeceras de cuenca así como las riberas de los cursos de agua contribuye a disminuir las inundaciones, avalanchas y la contaminación de las aguas.

Tampoco debe dejar de considerarse la importancia de mantener una utilización sustentable del recurso hídrico. La demanda de agua en la actualidad supera, o amenaza con sobrepasar, la existencia del recurso en prácticamente todas las localidades del planeta. Por ello, es indispensable hacer un esfuerzo permanente por disminuir la demanda de agua, minimizando su uso así como reutilizándola e idealmente, reciclándola.

Ningún gobierno, por muy poderoso y eficiente que sea, será capaz de gestionar los impactos del cambio climático en las comunidades y los ecosistemas. Por ello, nadie debe restarse de hacer su tarea. El Día Mundial del Agua es un buen pretexto para preguntarse mayoritariamente si soy parte del problema, o estoy siendo parte de la solución.