Glaciares de Bolivia, un desastre silencioso

0
374

El año pasado el Instituto de Hidrología e Hidráulica (IHH) de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) de Bolivia realizó un estudio a los más de 400 glaciares que conforman la Cordillera Real, y constató que desde 1980 el 43% de la superficie de los nevados de la región se había derretido debido a la acción del cambio climático. Chacaltaya fue el primero en desaparecer.

 

El retroceso de los glaciares se atribuye principalmente al aumento acelerado de la temperatura en el planeta. Estudios recientes corroboran que en las altas cumbres andinas la temperatura media se eleva más rápido que en el resto del mundo.

 

Adaptarse al clima es la consigna. Por eso, desde 2008 el Fondo Global para el Ambiente, financia un proyecto implementado por el Banco Mundial, que incluye acciones piloto para enfrentar los impactos del retroceso glaciar, definir costos, y ver cómo se pueden expandir esas acciones en el futuro si resultan exitosas.

 

También se realizan pruebas de riego a pequeña escala, para demostrar los beneficios de una agricultura más tecnificada y cuidadosa con el agua. Estas acciones van acompañadas de capacitación y un programa de mejora en la eficiencia de distribución del agua potable.

 

Recientemente el Banco Mundial dio a conocer un video explicando la gravedad del problema: “Glaciares en Bolivia”, un desastre lento y silencioso que ha comenzado a afectar a millones de personas, explica la cinta.

 

{youtube}PDTDqBBYLyQ|444|250{/youtube}