Especialistas analizan en Cepal la resiliencia de la región al cambio climático en vísperas de la COP21

0
49

 

En Santiago, en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), especialistas de organismos internacionales, instituciones estatales y centros de estudio participan en un seminario sobre la resiliencia de los territorios ante el cambio climático, a pocas semanas de la reunión internacional de París (COP-21) en la que se espera alcanzar un acuerdo global para hacer frente a este fenómeno.

El encuentro, organizado por la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL con el apoyo de la Cooperación Regional Francesa para América del Sur, fue inaugurado por el secretario ejecutivo adjunto del organismo regional, Antonio Prado, y el embajador de Francia en Chile, Marc Giacomini, quienes coincidieron en señalar que la población más pobre es también la más vulnerable a los efectos del calentamiento global.

“No toda la población es vulnerable por igual a los eventos extremos que afectan a nuestra región. Los segmentos más pobres son los más afectados. La falta de acceso a recursos no les permite anticipar ni reaccionar adecuadamente ante las catástrofes climáticas, cuando paradójicamente son los más pobres quienes menos contribuyen al deterioro ambiental debido a su menor consumo de recursos”, apuntó Antonio Prado.

Por su parte, Marc Giacomini indicó que “la búsqueda de la adaptación al cambio climático va de la mano con la búsqueda de más igualdad”. “Mejorar tanto la resiliencia ante este fenómeno como la capacidad de superar las crisis económicas son las dos caras de una misma moneda”, apuntó el embajador, quien abogó por desarrollar patrones socioeconómicos más sostenibles e inclusivos.

Francia acogerá del 30 de noviembre al 11 de diciembre la 21 Conferencia de las Partes (COP) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, donde la comunidad internacional espera alcanzar un acuerdo vinculante en esta materia. La cita tendrá lugar tres meses después de la aprobación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que consagra el decimotercer Objetivo de Desarrollo Sostenible a adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Se estima que hoy las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero se encuentran más de un 60% por encima del nivel de 1990. El acuerdo que se espera cerrar en París busca que el aumento de las temperaturas no sobrepase los dos grados centígrados para el año 2100 con respecto a los valores preindustriales. Se calcula que para ello es necesario, entre otras medidas, pasar de las aproximadamente 7 toneladas per cápita de dióxido de carbono que se emiten hoy en el mundo a unas 2 toneladas per cápita en 2050.