“El sector eléctrico debe liderar la transición energética y la electrificación de la demanda a través de energías renovables”

ACERA cierra un gran 2018, destacando que el sector ERNC logró superar los 5.000 MW en operación y más de 1.200 MW en construcción. La Electromovilidad y la Descarbonización son temas claves para avanzar en 2019, especialmente considerando que los sectores de Generación Eléctrica y Transportes representan el 50% de las emisiones de C02 del país.

0
360

El último informe del IPCC sobre Cambio Climático (1,5°[1]) y Chile como anfitrión de la próxima COP 25[2] fueron los principales antecedentes para abrir una amplia conversación entre los representantes de ACERA – Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento, y los periodistas asistentes a la Conferencia de Prensa Anual de la entidad, en la cual las Energías Renovables, y en particular las No Convencionales (ERNC), se sitúan como una de las protagonistas en la mitigación del Cambio Climático, sin duda, de las principales preocupaciones del mundo en la actualidad.

“Las ERNC son las más baratas”, “Las ERNC son limpias”, “Las ERNC estabilizan al sistema eléctrico” y “Las ERNC son mejor recibidas por las comunidades”, fueron algunas de las afirmaciones que se pudieron revisar en la presentación de ACERA. Pero también se destacaron los excelentes resultados que dejó el 2018.

El año que recién pasó fue récord en generación ERNC. Sin ir más lejos, entre septiembre y diciembre de 2018, las ERNC participaron con más del 30% de la generación del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) durante el 20% del tiempo, logrando la meta 20/25[3] por varios meses consecutivos, por primera vez. Adicionalmente, el 4 de noviembre de 2018 a las 5 de la tarde, la participación de ERNC en el SEN alcanzó el 44% de la generación total. Un verdadero hito para el sector y el país.

José Ignacio Escobar, presidente del gremio renovable, realizó un balance sobre el año 2018 destacando que “fue un año muy intenso, donde el sector logró superar los 5.000 MW en operación y más de 1.200 MW en construcción. Como ACERA, además de mantener nuestras actividades tradicionales, hemos abierto nuestra participación a otras instancias de importancia para el sector, como lo son los temas de género y capital humano, además de poner especial énfasis en la mitigación del cambio climático a través de la electrificación de la demanda a través de energías renovables, limpias,  con lo que hemos ido consolidando el concepto de que las energías renovables son la fuente actual y futura de generación eléctrica y la mejor forma de proveer energía más sustentable y económica a los habitantes, como también para contribuir de forma eficiente a la reducción de los efectos del cambio climático”.

Con respecto a los desafíos que se vienen por delante durante 2019 aún queda mucho por consolidar y avanzar en algunos aspectos, especialmente los ambientales. El sector de generación eléctrica es responsable de más del 30% de las emisiones de CO2 del país, mientras que el sector Transporte del 20%es decir, juntos, conforman la mitad de las emisiones del país. Acá es donde el avance de la Electromovilidad, de la mano con la descarbonización de la matriz energética, cobran mayor importancia.

Por su parte, el director ejecutivo de ACERA, Carlos Finat, agregó sobre los próximos desafíos que “para el 2019 esperamos la continuación de una intensa agenda regulatoria, donde uno de los temas que toma mayor relevancia es la revisión del monto y la forma en que se aplica el impuesto verde, en el marco de la reforma tributaria. Un gravamen que actualmente, como está planteado, implica que empresas renovables sin emisiones – o con muy bajas emisiones – deban pagar parte del impuesto. Lo anterior no significa ningún desincentivo para el recambio de tecnologías en el país, lo que es clave para reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), especialmente CO2, donde el sector eléctrico es una potente herramienta, ya que entrega la posibilidad de reemplazar combustibles contaminantes, como pueden ser los derivados del petróleo (transporte) o del carbón por electricidad, y con los recursos que tiene Chile, basado 100% en tecnologías limpias”.

No cabe duda de que el 2019 viene con muchos desafíos, donde la mitigación y adaptación al cambio climático cobran además vital importancia. El sector eléctrico de Chile puede y debe liderar la transición energética y la electrificación de la demanda a través de las energías renovables, y es ahí donde ACERA identifica su rol y se consolida como Asociación, promoviendo todas las tecnologías renovables y las bondades que ellas ofrecen al sistema eléctrico, además de impulsar el ingreso del almacenamiento de energía a la matriz, para así, juntos, lograr un Chile 100% renovable.

[1] Revisar informe del IPCC en el siguiente link: VER
[2] IPCC es el órgano supremo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).
[3] La ley 20/25 establece alcanzar un 20% de participación de ERNC en la matriz energética.