Aprueban EIA de Aguas Andinas que triplicará las reservas de agua de la región

Estanques en Pirque refuerzan la resiliencia del sistema de agua potable de la capital con seis estanques de reserva de agua.

0
193

Con una inversión de $60.000 millones se llevará a cabo el proyecto Pirque de Aguas Andinas, cuyo Estudio de Impacto Ambiental ha sido recientemente aprobado por la Comisión de Evaluación Ambiental.

El proyecto busca ampliar la infraestructura de su operación y así reforzar la resiliencia del sistema de producción de agua potable de la capital con la construcción de seis estanques de reserva de agua cruda que en conjunto podrán almacenar un volumen estimado de 1.500.000 m3, que en caso de emergencia serán potabilizados en la Planta las Vizcachas.

Esta reserva, conocida como Fase II de las obras de seguridad, pretende hacer frente a los efectos de la transformación en el clima del planeta, que se han vuelto más evidentes en los últimos años. Las lluvias convectivas o lluvias cordilleranas con isoterma cero alta pueden provocar aludes y desbordes de ríos, lo que genera turbiedad extrema en los cauces y pueden llegar a impedir la potabilización del agua.

Una vez en funcionamiento, los estanques elevarán a 32 horas la autonomía de abastecimiento para la ciudad de Santiago, que es de nueve horas desde fines de 2013, cuando entró en operación la Fase I de obras de seguridad luego de una inversión de $47.000 millones.

Cabe mencionar que ya se encuentra en ejecución un plan de obras intermedias por $15.000 millones que permitirá aumentar la autonomía de suministro a 11 horas para 2018, un incremento de 20% respecto de la situación actual.