Codelco no realizaría nueva licitación para desaladora tras haber cancelado primera adjudicación

Según trascendió, se están analizando diversas alternativas, donde figura la idea de reactivar el proceso cancelado en diciembre, pero con cambios.

0
268
Imagen de referencia de planta desaladora.

En noviembre del año pasado, tras un largo proceso, Codelco adjudicó el proyecto para construir una planta desalinizadora de agua de mar para abastecer sus operaciones del norte, el que implicaba inversiones por US$ 1.000 millones. El ganador fue el consorcio MTT (Marubeni-Transelec- Techint) liderado por la japonesa, pero un mes después sorprendió a la industria al informar la cancelación del proceso para realizar ajustes al proyecto, dejando un manto de dudas sobre los motivos que la llevaron a echar por tierra el proceso y anunciar uno nuevo.

En ese momento, varias empresas que participaron pidieron respuestas en medio del hermetismo de la estatal, mientras se hacía público que días después de que el consorcio resultara ganador, uno de sus integrantes, Techint, estaba mencionada en una querella criminal presentada por ENAP producto de supuestas irregularidades en un proyecto de exploración petrolera en Argentina.

Pese a la suspicacia que despertó el devenir del proceso, ninguno de los proponentes ni los seleccionados levantaron críticas públicamente.

La estatal siguió con su plan. El presidente ejecutivo de la minera, Octavio Araneda, anunció que en marzo se presentarían las bases de la nueva licitación, la que buscaba introducir cambios menores en el diseño y nuevos requerimientos de probidad y transparencia.

Sin embargo, la idea de lanzar un nuevo concurso, que podría tomar del orden de dos años, hoy está perdiendo fuerza. El 26 de marzo, en sesión ordinaria de directorio de Codelco, se abordó en profundidad el caso, el que estuvo en primer punto de la tabla. Según consigna el acta del encuentro, también se presentó un análisis de ‘diversos escenarios técnicos, legales y reputacionales como próximos pasos’ frente a qué hacer con la mega desaladora, especialmente necesaria en un escenario de escasez hídrica.

Según comentan fuentes, actualmente hay una reconsideración de lo que se venía realizando, donde se están analizando varias alternativas. Ese análisis apunta a reconsiderar la propuesta seleccionada en noviembre bajo ciertas consideraciones y solucionando los inconvenientes que se identificaron, descartando así la idea de lanzar un nuevo proceso.

Así, con la premisa anunciada por Codelco de que buscaba ‘adecuar el proyecto, así como las bases y la estructura contractual, a los nuevos requerimientos de probidad y transparencia’, uno de los caminos que se está revisando es que se reactive la licitación ya adjudicada, pero con la idea de que -por ejemplo- se reformule el consorcio.

Esta propuesta coincidiría con lo que en su minuto -según trascendidos- habría planteado el consorcio cuando fue cancelada la licitación, de suspender la participación de Techint mientras se aclaraba el punto donde estaba siendo cuestionada. Así, una de las opciones que se estaría explorando es conversar con las firmas involucradas.

El escenario es complejo, ya que la estatal está consciente que en esta decisión se mezcla no sólo la urgencia por hacer frente a la sequía, sino también la imagen que debe cuidar en tiempos donde se ha visto involucrada en casos como la licitación de los seguros de trabajadores y el conflicto por eventual tráfico de influencias de su expresidente ejecutivo Nelson Pizarro.

Eso sí, conocedores del proceso recalcan que hay distintas opciones sobre la mesa, donde la mesa de la estatal no ha terminado de definir el camino, y que una vez que estén bien evaluadas, se tomará una definición. Consultada al respecto, Codelco declinó hacer comentarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí