Impacto de la IA en la vida cotidiana

0
100

Desde su conceptualización en 1956 por John McCarthy, la IA (Inteligencia Artificial) ha evolucionado para proponer un cambio radical en muchos aspectos de la vida. ¿Cómo?, bueno, a través del uso de máquinas que simulan la inteligencia humana. La importancia del sistema radica en su precisión para dar respuestas, en el análisis profundo de datos, en la rapidez para tomar decisiones y en la automatización.

Tal ha sido el impacto de la IA que ya está en: la medicina, las comunicaciones, el trabajo, el marketing, el transporte, la música, el entretenimiento y en muchas otras áreas. Esto significa que las empresas siguen invirtiendo en esta disciplina para ser parte de la “Cuarta Revolución Industrial”. De hecho, Statista  proyecta que para el 2025 el mercado de la IA alcanzará los 126 mil millones de dólares. A continuación, la interacción de la IA con la vida cotidiana:

Atención al cliente

El crecimiento del comercio electrónico es innegable. Empresas de todos los sectores —incluyendo al casino online— manejan la compra – venta a través de sus web sites, RRSS, ebooks y correos electrónicos. Es en este proceso donde interviene la IA, casi siempre, con la activación de los famosos chatbots. Los cuales son asistentes virtuales de comunicación que dan respuestas a los clientes en horario ilimitado.

En el caso del correo electrónico, la IA participa automatizando y personalizando los mensajes. Por eso es común el reconocimiento de spams y mails no deseados. Del mismo modo, los algoritmos de las RRSS estudian el tiempo de uso, las preferencias, interacciones y contactos del usuario para presentarle publicidad de acuerdo a sus gustos. Lo que hacen las empresas es comprar espacios promocionales para llegar a un determinado perfil de forma individualizada.

Salud

La potencia de la IA se fortalece con Machine Learning y con la Deep Learning favoreciendo en gran medida los diagnósticos de salud. En este sentido, enfermedades como el cáncer o la diabetes no merman la calidad de vida de las personas, en virtud de que son perfectamente detectables en la primera fase. Por ende, los tratamientos son más efectivos.

En términos prácticos, la IA transforma la manera en que un paciente diabético mide su glucosa, es decir, un aparato inteligente subcutáneo puede determinar el grado, y si es alto la bomba de insulina (integrada) dosifica automáticamente lo que necesita. Por otro lado, con la IA, las personas con discapacidad visual tienen acompañamiento para reconocer objetos o personas utilizando un teléfono inteligente. Por ejemplo, activando la APP “Seeing AI” que Microsoft creó para los iPhones se pueden determinar hasta los estados emocionales. Google también hizo lo suyo con “Lookout”.

Smart Home

El concepto de hogar inteligente comienza a ganar terreno en los estratos altos de la sociedad —el funcionamiento es costoso—. En este campo, la Inteligencia Artificial hace que la intervención humana sea nula en actividades como encendido/apagado de luces o ajuste de termostato. Ya que la IA se integra a dispositivos móviles para que conjuntamente con aplicaciones como Alexa realice las acciones.

Además, en la categoría de Smart Home entran los electrodomésticos inteligentes, más comúnmente los refrigeradores. Los cuales utilizan la IA para informar qué alimentos hay disponibles (muchos modelos vienen con pantalla táctil en la puerta para que no sea necesario abrirla, contribuyendo así con el ahorro energético). Lo mismo sucede con las lavadoras, a un comando de voz puede iniciar su tarea.

Detección de fraudes

El avance de la IA alcanza para detectar fraudes online en tiempo real. Con esta ciencia de la computación y el Big Data se han creado algoritmos que captan patrones de acciones delictivas y los analizan para prevenir “asaltos”. La Inteligencia Artificial es ventajosa porque es veloz en comparación con los procesos humanos. Esto, en parte, se debe a su habilidad para adaptarse a los comportamientos y a las cambiantes conexiones que realizan tantos los usuarios, como los estafadores.

Sí bien, la IA para prevenir fraudes está en sus primeros pasos, también es cierto que su aplicación sirve para:

  • Identificar intentos de suplantación de identidad (phishing);
  • Apropiación de cuentas;
  • Fraudes en pagos;
  • Falsificación de documentos.

Conducción inteligente

La seguridad y la comodidad son esenciales al momento de conducir un vehículo. Lo que está haciendo la IA es desarrollar sensores para dotar a los coches de autonomía. En este sentido, será posible contar con controles y comando de voz para cambiar de carril, por ejemplo. ¿Imaginas dormirte cuando manejas, y que tu automóvil lo detecte frenando de manera automática?, salvarías tu vida y la de otros.

El continuo avance de la Inteligencia Artificial promete identificar el área circundante al vehículo, lo que dará mejor movilidad y rapidez para llegar a un destino. Además, ya se ven autos dotados de sistemas que identifican la voz humana para controlar temperatura, cambio de luces, activación del parabrisas, límite de volumen del reproductor de música, bajar y subir vidrios… Para todo esto, el Deep Learning de la IA debe ser perfecto.

Indicación de caminos

Todos en algún momento hemos utilizado Google Maps para encontrar una dirección, y hemos tenido éxito. Y ¿cómo no?, si todo el desenvolvimiento del software está basado en IA. El papel de la Inteligencia Artificial es señalar —mediante redes algorítmicas— rutas cortas y largas, tiempo del trayecto, horario más conveniente para transitar y sitios aledaños.

Por si fuera poco, al tener aplicaciones de indicación de caminos en nuestros dispositivos, damos acceso a nuestros datos. Esto se traduce en recomendaciones constantes de caminos o sugerencias de atajos en horas de tráfico alto, ya que con el Machine Learning el comportamiento de desplazamiento es detectado, sin olvidar que virtualmente nos escuchan (sí, aunque no lo creamos).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí