Visita del Papa Francisco sería la primera sustentable de la historia

La Comisión Nacional a cargo del viaje apostólico de Jorge Bergoglio dio a conocer las 15 medidas que se aplicarán para que el evento tenga el menor impacto ambiental posible.

0
241

Es de conocimiento público que el Papa Francisco tiene un especial interés por el cuidado del medio ambiente, preocupación que se vio reflejada en su encíclica más popular, “Laudato Sí”.

Es justamente en este documento en el que se basó la Comisión Nacional a cargo de la visita del Pontífice a Chile para organizar las actividades que éste sostendrá entre el 15 y el 18 de enero del próximo año.

De esta forma, el director ejecutivo de la Comisión, Javier Peralta, anunció las 15 medidas que se aplicarán durante la visita apostólica de Jorge Bergoglio para que ésta tenga el menor impacto ambiental posible, convirtiéndola en la primera visita sustentable del Papa en la historia.

“No pretendemos ser un ejemplo de sustentabilidad, probablemente nos vamos a quedar cortos con las medidas que hubiésemos querido implementar y por lo mismo lo que hemos querido hacer es darle un sello de sustentabilidad”, expresó Peralta.

Por su parte, el jefe de Sustentabilidad de la Comisión, Pablo Vidal, manifestó que “no es trivial que podamos dejar un legado diferente del que es tradicional, la gente se inspira y quiere construir estatuas y plazas, nosotros queremos dejar un legado sustentable”.

Explicó que “típicamente uno aborda la sustentabilidad en lo ambiental, que es lo más evidente, pero el Papa es bien enérgico en mirar la sustentabilidad en estos tres ámbitos, económico, social y ambiental”.

Cuentas claras y transparentes

Se medirá el nivel de sustentabilidad entre las empresas proveedoras que, para apoyar las labores de la visita, deberán responder un cuestionario.

Todas las compras de gran magnitud serán licitadas y sus bases, publicadas. Para las transacciones de menor envergadura, se solicitarán al menos tres cotizaciones antes de tomar la decisión.

Asimismo se cuantificarán todos los aportes monetarios y no monetarios, de acuerdo a estándares internacionales.

En la página web de la visita, se incorporará una nueva sección, “Transparencia Activa”, la que también tendrá estándares impuestos por organizaciones publicas y ONGs.

Además, al finalizar la visita de Francisco a Chile, se realizará una cuenta pública y se elaborará un reporte de sustentabilidad. “Un hito que podría ser para el mundo del accountability, lo que podría ser el primer reporte de sustentabilidad de una visita papal en el mundo”, anunció Vidal.

Bajo impacto ambiental

La Comisión aseguró que durante la visita se medirá la huella de carbono, se incorporarán mejoras de gestión para minimizarla y compensarla.

También se medirá la de residuos y se implementarán prácticas para disminuir su generación durante los eventos masivos, como el del Parque O’Higgins.

En la misma línea, se incorporarán puntos limpios en estas actividades, para que los residuos sean posteriormente recolectados y reciclados.

Asimismo, todo el material e insumos de estos eventos masivos se reutilizará mientras sea posible.

Se harán campañas y llamados a cuidar el medio ambiente o la “casa común”, para reducir lo más posible el impacto en el medio ambiente. “Van a llegar varios miles de personas al encuentro y entonces tenemos el mayor anhelo de que los lugares que sean visitados por el Papa permanezcan iguales o mejores a como estaban antes de eso”, dijo el encargado de Sustentabilidad de la Comisión Nacional.

Diversa e inclusiva

Se invitará y promoverá a participar a todas las personas que deseen hacerlo, sin importar edad, nacionalidad, etnia o discapacidad.

Así, se incorporará en las actividades masivas la accesibilidad universal, así como también en la comunicación de los eventos. La diversidad también se promoverá en el voluntariado.

Se visibilizará la relación entre la encíclica “Laudato Sí” y la cosmovisión de los pueblos indígenas de Chile, en especial de la comunidad mapuche. Para esto, se elaborará un documento que muestre esos puntos de encuentros.

Finalmente, se incentivará la lectura de dicho documento a través de seminarios en universidades de varias ciudades del país. “Creemos que éste es un texto que es más que sólo para católicos, es una invitación para toda la humanidad”, sentenció Vidal.