Vecinos de isla Tranqui en Queilen denuncian grave contaminación de las playas

0
228

Preocupadas se encuentran las comunidades lafkenches de Chiloé tras la contaminación de las playas de la Isla Tranqui islote Conejos perteneciente a la comuna de Queilen, la cual es ocasionada por las diferentes actividades económicas que se desarrollan en el mar, y que mantiene las playas de la isla copado de desechos marinos.

Plásticos, redes, desechos orgánicos, mal y olor y hasta cambios en el color del agua son parte de los efectos que denuncia la comunidad de Queilen. 

El werkén de la comunidad indígena del lugar, Jaime Velásquez, señaló que esta situación fue denunciada a principios de este mes en un fórum sobre el medio ambiente efectuado en Santiago, donde participaron diferentes organizaciones medio ambientales entre ellas Amigos de la Tierra, sindicatos de la industria salmonera chilena, representantes del pueblo Mapuche y organizaciones de la sociedad civil, donde además se debatieron temas como los actuales estándares de la industria salmonera en su nuevo proceso de expansión territorial y productiva en el país.

“La situación en que se encuentran las playas de la isla Conejo son nefastas. Aquí existe una responsabilidad compartida de todos quienes trabajan en el mar, pesca artesanal y empresas salmoneras de cuidar el medio ambiente, porque finalmente son los vecinos que viven aquí los que son más perjudicados, porque son ellos quienes tienen que lidiar con la contaminación de su entorno todos los días” sostuvo.

El werkén agregó que debido a la cantidad de basura que existe en las playas costeras de la isla, se cierra toda posibilidad de efectuar alguna actividad de turismo en la zona justo cuando ya se asoma la temporada estival. 

“No creo que haya gente que quiera venir a visitar un lugar que está sucio. El turismo es una oportunidad importante de ingresos sobretodo en esta época, pero para la gente de la isla esta opción no existe. Ojalá que esta situación no continúe porque de lo contrario, con los años irán sumándose lugares de Chiloé que estarán en estas condiciones ya la belleza natural que todos tanto admiran de Chiloé ya no existirá. 

El director ejecutivo de Ecoceanos, el médico veterinario Juan Carlos Cárdenas indicó que la poca regulación de parte del estado respecto al desarrollo de la actividad pesquera y, en consecuencia, la creciente contaminación del mar y playas de Chiloé ya está generando un conflicto entre la actividad turística y la pesca.

“La explotación marina trae como secuela la destrucción de la belleza escénica de los lugares y eso ha ocurrido así en innumerables lugares de nuestro país. Lamentablemente este desastre ambiental es irreversible” advirtiendo que “la contaminación de las playas es lo que está a la vista, pero también existe una contaminación oceánica invisible para nosotros lo que está provocando desiertos submarinos lo que es igual o más grave”, aclaró. 

El profesional hizo un llamado a las autoridades regionales a tomar cartas en el asunto y a reaccionar frente a esta situación.

“El mar chilote ya está completamente contaminado producto de las actividades marinas industriales, con eso ya no hay nada más que hacer, lo importante es luchar por preservar lo que queda, de lo contrario, en unos años más lo que pasa en el islote Conejo lo veremos replicado en varios lugares más del archipiélago”, puntualizó.

 

Fuente: Soy Chile