Valparaíso: Alianza público-privada sumará 10 mil hectáreas de bosque nativo con manejo forestal sustentable

La Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, CONAF, Ministerio de Medio Ambiente y dueños de predios privados firmaron el segundo Acuerdo de Producción Limpia (APL) para mejorar el manejo del bosque nativo mediterráneo y potenciar el valor económico de la madera.

0
468

Tras el desarrollo del primer APL que permitió incorporar planes de Ordenación Forestal en 2.900 hectáreas de bosque nativo mediterráneo, se puso en marcha la segunda iniciativa de Producción Limpia que busca sumar 10 mil hectáreas de propiedad pública y privada al manejo sustentable en la Región de Valparaíso.

En una ceremonia realizada en la Reserva Nacional Lago Peñuelas, la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC) certificó a los cuatro predios, incluida la propia Reserva, que cumplieron con los estándares establecidos en el primer acuerdo. Además, se firmó el segundo APL impulsado por la ASCC, Conaf, Ministerio de Medio Ambiente -a través del Proyecto GEF “Corredores Biológicos de Montaña-, con el apoyo de la Intendencia Regional, INDAP y las Seremi de Economía, Agricultura y Medio Ambiente.

El trabajo conjunto, iniciado en 2016, otorgó a los propietarios de bosque nativo mediterráneo una alternativa de protección y uso sustentable que permite evitar la sustitución de los bosques. Con la firma del segundo APL piloto, se pretende extender la recuperación, conservación y el mejoramiento de la calidad y cantidad de los servicios ambientales a una mayor superficie forestal en la región.

Giovanni Calderón, director ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, valoró el APL como “una acción concreta para recuperar, preservar y aumentar el valor económico del bosque nativo, que hoy son tan menospreciados y altamente amenazados por el crecimiento de las ciudades, la agricultura y los incendios y, de paso, estamos ayudando a combatir los efectos del cambio climático”.

Con este proyecto innovador se busca sentar las bases de cooperación a mediano y largo plazo entre el Estado y el sector privado para fomentar la utilización de la Ordenación Forestal como una herramienta de manejo integral en el país.

En esa línea, el director ejecutivo de Conaf, José Manuel Rebolledo, enfatizó que “los  APL I y II, vienen a relevar el rol que cumple la Ordenación Forestal en el bosque nativo mediterráneo, para equilibrar las funciones ambientales, económicas y sociales que cumple este bosque, en especial para la región semiárida y central de Chile, siendo fundamental para la sustentabilidad de las  áreas rurales y de sus habitantes, como también alcanzar los compromisos internacionales que Chile asumió para lograr la adaptación y mitigación a los efectos del  cambio climático”.

Marianne Katunaric, coordinadora nacional del proyecto GEF “Corredores Biológicos de Montaña” del Ministerio de Medio Ambiente y ONU Medio Ambiente, indicó que “este APL promueve un modelo de intervención de nuestros bosques que resguarda su recuperación, cuando se encuentra degradado, y la conservación de sus atributos esenciales, incluidos valores relevantes de diversidad biológica. Además, tiene un alto potencial de replicabilidad a nivel nacional, por lo que constituye un gran aporte a una serie de compromisos de nuestro país en materia ambiental, tanto en acciones referidas al Cambio Climático Global, a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y a esfuerzos de conservación del patrimonio natural”.

En tanto, Jaime Riesco, representante del Consorcio de Privados Dueños de Bosques Mediterráneos de la Región de Valparaíso, indicó que “con el segundo APL, esperamos sacarle mejor provecho a la madera que sale y darle usos más nobles que el de carbón y leña. Y para lograr que la gente se entusiasme y se incorporen más hectáreas, necesitamos conseguir con las autoridades una bonificación del trabajo, ya que estos campos no son rentables y al final terminan parcelados o plantados con frutales”.

Alcances del APL “Manejo sustentable del bosque nativo mediterráneo, Región de Valparaíso”

Dentro de las acciones a implementar en el marco de esta alianza, se encuentran la capacitación de un grupo de 30 ingenieros forestales en la confección de planes de manejo de BNM bajo criterios de Ordenación Forestal, la promoción del modelo y realizar recomendaciones a la normativa existente, incluidas mejoras a la tabla de costos de la Ley 20.283 con enfoque integrado y global.

Otra meta relevante es considerar los predios con planes aprobados del primer APL como áreas piloto de demostración permanente. Por otro lado, se busca la apertura de mercados compradores de las materias primas con valor agregado, para mejorar la rentabilidad del uso del bosque mediterráneo.

Qué es la Ordenación Forestal

En Chile, la Estrategia Nacional de Cambio Climático formulada en 2016 propone la Ordenación Forestal, una herramienta creada en Europa para gestionar los bosques, como solución a la segunda causal de degradación de bosque. La Ordenación Forestal tiene su primera aparición oficial en Chile en la Ley 20.283 del año 2009, pero nunca se ha logrado implementar debido al desconocimiento de su aplicación e integración de la gestión del modelo en el sector público, y principalmente, por la desarticulación de los productos que provienen del manejo del bosque, es decir, no cuentan con mercados explorados y establecidos para incentivar la implementación del modelo.