Superficie de plantas solares equivale a Ñuñoa, Vitacura, Providencia e Independencia juntas

Las centrales fotovoltaicas del país suman 6.492 hectáreas. A esto se sumarían otras 1.500 si se consideran los proyectos actualmente en construcción.

0
284

El crecimiento de las Energías Renovables no Convencionales (ERNC) se nota en el sistema eléctrico chileno. Según la Comisión Nacional de Energía (CNE), estas tecnologías representan el 17% de la capacidad instalada del país.

Pero su presencia también es notoria al recorrer las carreteras nacionales, desde donde se pueden apreciar grandes centrales, principalmente de energía solar fotovoltaica, la tecnología limpia de mayor penetración y que requiere de grandes extensiones de territorio.

De acuerdo con cifras entregadas por el Ministerio de Energía, existen en operación 66 proyectos fotovoltaicos, que ocupan una área total de 6.492 hectáreas (64,92 km {+2} ), con una capacidad instalada de 1.846 MW.

Los terrenos utilizados por esta tecnología a lo largo del país son equivalentes a la extensión de varias comunas de la capital. Por ejemplo, las superficies de Vitacura, Providencia, Ñuñoa e Independencia suman alrededor de 65 km {+2} , cifra similar a la que totalizan las 66 plantas fotovoltaicas en operación.

Los números se elevan si se consideran los proyectos en construcción. Según el último reporte mensual de la CNE, están en ejecución iniciativas de ERNC que agregarían 857 MW de capacidad, correspondiendo un 59% de ellas a solar fotovoltaica. En total, son 506 MW en proyectos fotovoltaicos en construcción, que sumarán unas 1.518 hectáreas. Esto, considerando que, en promedio, cada MW de esta tecnología requiere de 3 hectáreas.

El director ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera), Carlos Finat, explica que el auge de esta tecnología en materia de competitividad por precio es resultado de la baja de costos de los equipos en el mercado internacional y la buena calidad de la radiación solar en el país.

Pero en la industria saben que esta tecnología es menos eficiente en el uso del territorio, comparado con la generación convencional. El director de Electroconsultores, Francisco Aguirre, comenta que, por ejemplo, hace algunos años se estudió la construcción de una central nuclear en base a torio que tenía una potencia de 500 MW en tan solo una hectárea, mientras que una fotovoltaica de esa potencia habría requerido 1.500 hectáreas.

Si bien Finat reconoce que una central fotovoltaica necesita más espacio que, por ejemplo, una temoeléctrica, las ERNC tienen otras ventajas, como el bajo impacto ambiental local o las nulas emisiones de CO {-2} . A su vez, la recuperación del terreno al fin de la vida útil es más fácil.

66
proyectos fotovoltaicos  están en operación en Chile.

1.846 MW
de capacidad instalada  suman las plantas solares en el país.

857 MW
tendrán los proyectos  de energías renovables no convencionales (ERNC) en construcción.

59%
de las iniciativas en ejecución  corresponden a fotovoltaicas.