SMA renueva clausura de Áridos Cachapoal en Región de O’Higgins

La SMA dictó medidas urgentes y transitorias en contra de la empresa de áridos por configurarse un posible daño grave e inminente para el medio ambiente.

0
313

Esta mañana el equipo de la Oficina Regional de O’Higgins de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), acompañado por funcionarios de la Brigada de Delitos Ambientales PDI y la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) de Rancagua, procedieron a detener el funcionamiento de toda actividad extractiva de áridos, sellando y bloqueando las máquinas y zonas de faena de Áridos Cachapoal en la comuna de Rancagua.

El proyecto consiste en la extracción de 300 mil metros cúbicos al año como máximo de áridos y arena del cauce del río Cachapoal, por un período de 10 años. Esto se autorizó mediante la Resolución de Calificación Ambiental RCA N° 182/2012.

El pasado 19 de abril la SMA ordenó a Áridos Cachapoal la detención de funcionamiento de toda actividad extractiva de áridos, realizar monitoreos de la biota acuática en zonas aguas arriba y aguas abajo del proyecto, reponer defensas fluviales dañadas, entre otros, a la par de iniciar un proceso sancionatorio contra la empresa.

El día 23 de mayo se realizó una fiscalización a las medidas adoptadas, verificando que la empresa incumplió varias de las acciones decretadas en abril. Dentro de ellas, se comprobó que la empresa continuó extrayendo áridos desde el cauce del río Cachapoal. A la vez, tampoco realizó trabajos en las defensas fluviales ni una disposición correcta del material de descarte, como fuera ordenado.

Como consecuencia de no acatar las medidas dictadas en abril, la empresa estaría generando un inminente riesgo al medio ambiente, debido a cambios en la cota del lecho del río, afectando sus ecosistemas y provocando posibles daños en obras que protegen la defensa fluvial en la cercanía de zonas pobladas y también en las zonas de protección de la infraestructura del Puente “By Pass” (ex Ruta 5).

Por estos posibles riesgos, la SMA ordenó a la empresa una serie de medidas, entre ellas la paralización total de las obras de extracción de áridos, con sellado de equipos de producción. Además, en 15 días hábiles, la empresa deberá implementar cámaras de seguridad conectadas en línea con la SMA para demostrar fehacientemente la detección efectiva de las faenas. Asimismo, se le ordenó realizar un monitoreo de biota acuática incorporando metodología adecuada para observar crustáceos en el río, realizar el manejo de material de descarte según lo dispuesto en la RCA, efectuar la reposición de defensas fluviales dañadas con autorización de la DGA y la DOH, entre otras medidas.

Esta medida fue consultada y aprobada por el Segundo Tribunal Ambiental, considerando que “estamos en una época del año donde las lluvias pueden provocar crecidas en el río Cachapoal, lo que aumenta el riesgo de que se produzca el daño que se pretende evitar”.

Al respecto, el superintendente Cristián Franz, afirmó que “la SMA en este caso está actuando de forma preventiva, con el fin de evitar un daño al medio ambiente y a la salud de las personas, considerando las modificaciones que ha provocado la faena extractiva al cauce del río. Es importante que se paralicen las obras y la empresa realice las medidas ordenadas para evitar cualquier posible daño ambiental, como también a las obras que protegen el cauce del río, más ahora que estamos en época invernal”.