SMA formula cargos contra empresa de tratamiento de residuos en Puerto Montt

Se detectaron nueve incumplimientos ambientales en la operación del vertedero industrial El Empalme.

0
504

La Superintendencia del Medio Ambiente formuló cargos contra la empresa Comercial Rexin S.A., titular de un vertedero de residuos sólidos industriales llamado “El Empalme”, ubicado en la comuna de Maullín, debido a incumplimientos ambientales detectados en inspecciones ambientales realizadas por profesionales de la SMA, de la SISS, la Seremi de Salud, Sernapesca, y la Dirección de Vialidad del MOP, todos de la Región de Los Lagos.

Comercial Rexin es titular de cuatro Resoluciones de Calificación Ambiental que regulan la operación del vertedero El Empalme, donde se recepcionan y disponen residuos sólidos industriales orgánicos e inorgánicos, lodos deshidratados, y residuos peligrosos, más una planta de transferencia, donde se reciben estos residuos, se clasifica, recupera y transfieren, en la ciudad de Puerto Montt.

Luego de analizar denuncias ciudadanas y de organismos públicos, relativas a malos olores, líquidos percolados, y mal manejo de la basura, se realizaron distintas inspecciones al vertedero industrial del empalme. Tras recabar los antecedentes del caso, se formularon 9 cargos contra la empresa. Entre ellos, se encuentran:

• Recepción de residuos en el vertedero sin adoptar todas las medidas de control y registro requeridas en la autorización ambiental.
• El manejo de lodos, lixiviados y residuos sólidos no se realiza conforme a lo evaluado ambientalmente.
• No realizar y reportar monitoreos de aguas subterráneas, ni de aguas lluvias, conforme a lo evaluado ambientalmente.
• No realizar estudio de olores.

Cabe destacar que la formulación de cargos es el inicio de un procedimiento sancionatorio por parte de la SMA. En tanto, el infractor dispone de un plazo de 15 días para presentar descargos, o bien, 10 días de para presentar un Programa de Cumplimiento, el cual es un plan de acciones y metas para que dentro de un plazo fijado por la Superintendencia, el titular enmiende sus problemas, realice las inversiones necesarias y vuelva a cumplir con la normativa aplicable.