Según informe de la AIE la eficiencia energética sólo se aplica en el 30% del consumo mundial

La Agencia Internacional de Energía enfatizó en seguir avanzando en esta materia dado el potencial de ahorro que podrían aportar, con beneficios económicos, medioambientales y de seguridad.

0
162

Los estándares conocidos de eficiencia energética sólo se aplican al 30% del consumo global pese al potencial de ahorro que podrían aportar, con beneficios económicos, medioambientales y de seguridad, según la Agencia Internacional de Energía (AIE).

“Creemos que la eficiencia energética es un elemento clave de una política de energía limpia”, explicó hoy el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, que subrayó que en los últimos 15 años los ahorros conseguidos así en todo el mundo equivalen al consumo de la Unión Europea.

Birol, que en la apertura de una conferencia sobre este asunto en su sede de París presentó su organización como el “banco central” de la eficiencia energética, anunció la puesta en marcha de una plataforma “abierta y transparente” que sirva para poner en común y evaluar las políticas que se ponen en marcha en todo el mundo y sacar las lecciones de su implantación.

La Plataforma de Intercambio Global para la Eficiencia Energética se inaugurará con ocasión de la reunión ministerial en noviembre de esta organización, que reúne a los grandes consumidores de energía miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

De acuerdo con la AIE, las diversas medidas de eficiencia energética desde 2000 han permitido que el pasado año el consumo fuera un 11% inferior del que se habría alcanzado sin ellas.

En la reunión de hoy participan ministros y representantes de diferentes países -incluidos los del G20 (países desarrollados y emergentes)-, como el ministro argentino de Energía y Minas, Juan José Aranguren, o el subsecretario de Planeación y Transición Energética de la Secretaría de Energía de México, Leonardo Beltrán, así como dirigentes de empresas del sector energético y expertos.