Se logró monitorear migración de flamencos con transmisores satelitales

Conaf y el Zoológico Nacional del Parque Metropolitano de Santiago revelaron los primeros resultados que se obtuvieron mediante transmisores satelitales instalados en flamencos del Monumento Natural Salar de Surire. El objetivo era tener mayor información sobre los movimientos migratorios de esta especie.

0
667
Fotografía de Chile Travel.

Estos son los resultados preliminares de transmisores satelitales que se instalaron en septiembre del 2017 a cuatro flamencos de este humedal con el objetivo de identificar los patrones de dispersión y rutas migratorias de la especie. Hasta el momento se utilizaba el sistema de anillado, pero esta tecnología entrega información más detallada y a tiempo real.

El objetivo principal era estudiar las migraciones del flamenco chileno (Phoenicopterus chilensis). Sin embargo, los expertos explican que como para esa fecha existe una baja densidad de esta especie en dicho lugar, se hizo el mismo procedimiento en tres flamencos de james y un flamenco andino. Así, en marzo se repetirá la actividad y se instalarán estos aparatos a flamencos chilenos, logrando hacer seguimiento a los tres tipos de flamencos existentes en el Salar de Surire, uno de los 13 humedales que Chile tiene inscritos en la Convención de Ramsar.

“El hecho que Surire sea Sitio Ramsar trae consigo algunos compromisos que son claves para conocer el estado de salud del ecosistema de este humedal alto andino, por eso para nosotros es importante este trabajo con los investigadores del Zoológico Nacional de Chile, más aún en el actual contexto de cambio climático en que no sólo debemos vigilar y fiscalizar las actividades humanas, sino también las variables naturales para que nos sirvan de alerta temprana y de indicadores que permitan proyectar futuros cambios de este  ecosistema”, puntualizó Sandro Maldonado, jefe subrogante de Áreas Silvestres Protegidas.

Los primeros registros muestran que los flamencos permanecieron en Surire, pero en un par de semanas uno de los flamencos de james, en un vuelo directo de tres días con breves descansos, se dirigió hacia el suroeste hasta llegar a lagunas cercanas a la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Abaroa, en Bolivia. Luego de un mes, regresó a Surire.

“Lo significativo es que podremos tener información en tiempo real, dado que el receptor permite recibir información desde cualquier parte de la superficie de la Tierra y además tiene la capacidad de almacenar datos como posición, altitud, rumbo y velocidad de vuelo, además de la temperatura convencional y los sensores de actividad”, explicó Guillermo Cubillos, encargado de Conservación e Investigación del Zoológico Nacional y coordinador del proyecto.

El movimiento de un individuo refleja a un gran grupo de flamencos, ya que vuelan en bandadas. La información resultante servirá para tomar mejores decisiones en uno de los sitios de mayor importancia para la conservación de especies altoandinas, señalan desde Conaf.