Ruido: Un contaminante invisible

0
2079

Por Igor Valdebenito, jefe  del Departamento de Ruido, Lumínica y Olores, División de Calidad del Aire del Ministerio del Medio Ambiente.


Una premisa básica en el mundo de la gestión de control del ruido ambiental, es reconocer que este contaminante, definido como tal en la Ley de Bases del Medio Ambiente, se percibe sólo por uno de nuestros sentidos: la audición.

Igor Valdebenito.

Y al estar acostumbrados a dar más valor a lo que vemos, no solo por variables biológicas ligadas a la estructura cerebral, sino también a cuestiones culturales, se explica por qué el ruido no ha sido considerado usualmente como una gran preocupación.

Pero, ¿qué pasaría si visibilizáramos este contaminante? ¿Cambiaría la forma en que se ha gestionado su medición y control?

Por ejemplo, del mapa de ruido del Gran Santiago, podemos visualizar que un millón 800 mil personas están potencialmente expuestas a niveles considerados no aptos por la OCDE durante la noche.

Sin embargo, la lucha por visibilizar el tema ruido ambiental es mucho más amplia que sólo entregar una gráfica con la magnitud del problema y números que hasta ahora a pocos les hace sentido. Existe la necesidad de avanzar, de reconocer al ruido como una variable relevante en la gestión y elaboración de políticas públicas, a fin de facilitar el desarrollo e implementación efectiva de las acciones que nuestro marco regulatorio permite.

Instrumentos como el Plan de Descontaminación de Santiago y sus medidas, son de conocimiento público y permean la gestión ambiental tanto del sector público como privado. Pero aunque desde 1994 el ruido es identificado como un contaminante ambiental que tiene impactos en la salud y en la calidad de vida de las personas, poco oímos hablar de él.

Pero se están tomando cartas en el asunto y el futuro es auspicioso. Hoy el Ministerio del Medio Ambiente cuenta con un Departamento dedicado al ruido ambiental que recoge lo que se ha estado haciendo desde los años 90. Por su parte, el SEIA requiere a los proyectos información sobre los impactos del ruido ambiental dentro del proceso de evaluación.

Estos avances son grandes avances para gestionar de manera integral, el control y prevención del ruido en el país.

Además, a partir de este 2018 seguiremos avanzando en la creación de este mapa de ruidos, de manera de hacemos cargo de generar información y difundir la importancia de los impactos que el ruido ambiental tiene sobre la población y el medio ambiente.

Hacer visible lo invisible es el primer paso para que tomemos conciencia, reconozcamos los impactos que el ruido genera y podamos definir acciones que mejoren la calidad de vida de todos los chilenos.