Región del Biobío contará con 200 kilómetros de cortafuegos en sectores de mayor riesgo de incendios forestales

Labor se concentra en las 24 comunas con más alta ocurrencia y con presencia de zonas de interfaz urbano o rural.

0
120

En agosto de este año, la Corporación Nacional Forestal, Conaf, junto a la Oficina Nacional de Emergencias, Onemi, realizaron un catastro de los sectores de la Región del Biobío que requerían construcción de cortafuegos o mantención de ellos, con el fin de ejecutar esta acción entre noviembre y diciembre. Es así como se determinó la construcción de 110 kilómetros de cortafuegos, correspondiente a 120 sectores de mayor riesgo de propagación del fuego hacia asentamientos humanos, los cuales se suman a los 90 kilómetros ya construidos durante enero y febrero pasados. De esta manera, la región contará, durante el próximo verano, con 200 kilómetros de cortafuegos para eliminar la continuidad de combustible cercano a viviendas de modo de proteger infraestructura y vida de las personas.

Este plan de cortafuegos se inserta dentro de la “Estrategia para el Fortalecimiento de la Gestión de Incendios Forestales”, lanzado por la Presidenta Michelle Bachelet en octubre pasado, y que apunta a  la prevención y mitigación de incendios forestales.

Este mediodía, el intendente del Biobío, Rodrigo Díaz, junto al alcalde de San Pedro de la Paz, Audito Retamal, y los directores regionales de Conaf, Sergio Valdés, y Onemi, Gilda Grandón, inspeccionaron los trabajos realizados durante la semana por personal de la Corporación y el municipio, apoyados de maquinaria pesada, en la Villa Los Escritores, sector Lomas Coloradas, una de las áreas de ocurrencia reiterada de incendios durante el verano por la alta presencia de vegetación y sitios amplios con poca mantención. En el lugar pudieron constatar su avance y la protección que con ello se está entregando a la comunidad.

“Los cortafuegos con los que se cuentan habitualmente están ubicados en sectores de bosque, en cambio lo que estamos haciendo hoy es trabajar en el sector inmediatamente vecino a las casas”, destacó el Intendente.

La autoridad agregó que este plan de cortafuegos apunta a que, en caso de ocurrir un incendio forestal, se minimice el riesgo. “Para ello esperamos durante este verano contar con 200 kilómetros de cortafuegos de interfaz, construidos por Conaf. A ellos hay que sumar los cortafuegos que puedan aportar los propios municipios y las empresas forestales, y que alcanzan los más de 2 mil kilómetros de cortafuegos a lo largo de toda la región. Pero esta acción en interfaz, en particular que realiza la Corporación, se hace cargo de uno de los problemas que evidenciamos durante el verano pasado, esto es, si aumenta la superficie que se está quemando lo que se pone en riesgo son las zonas vecinas a las viviendas”, sintetizó.

Por su parte, el director regional de Conaf, Sergio Valdés, explicó que “el programa de cortafuegos, como una lección aprendida, de lo ocurrido durante el verano pasado, ha sido posible no solo con los recursos con los que cuenta la institución, sino que con un gran aporte que nos ha hecho el Gobierno Regional a través del programa ‘Prevención de Incendios Forestales en Zonas de Interfaz’ que en su oportunidad presentamos al Consejo Regional y que fue aprobado. Los incendios son un problema de la sociedad completa, aquí cada uno tenemos una responsabilidad. Estos cortafuegos que estamos construyendo permiten proteger un área importante de viviendas inmediatas, pero también el trabajo que hemos realizado con las comunidades, tanto en interfaz urbana como en la rural, diciéndole a cada vecino que tome sus precauciones de mantener su entorno limpio, libre de basura y de material que pueda ser inflamable”.

Este es un tema que justamente han abordado en la Villa Los Escritores y que, de acuerdo a los señalado por la presidenta del Comité de Seguridad y Desarrollo Urbano del sector, Pamela Bustamante, existe plena conciencia. “Este trabajo que se está realizando con todas las autoridades, nuestros vecinos lo reciben muy gratamente. Años anteriores nos había tocado abordar esta problemática de los incendios forestales con recursos propios, tratando de alejar los pastizales de nuestras casas. Y hoy nos alegra ver que gracias a los recursos del Estado los vecinos tendremos una mejor calidad de vida”.

La maquinaria continuará su trabajo en San Pedro de la Paz hoy sábado y mañana domingo, para luego ser trasladada a otra de las comunas consideradas dentro de la planificación.