Región de Coquimbo avanza en idea de construir una planta desaladora

0
30

 

La sequía que afecta a la Región de Coquimbo ha llevado a las autoridades a buscar soluciones de corto, mediano y largo plazo. Es así como a través de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo (CRDP) se están desarrollando un estudio técnico económico comparativo para la instalación de una planta desaladora y una planta de reutilización de aguas depuradas. Los resultados se conocerán el próximo 12 de septiembre.

 

La iniciativa considera aspectos como localización recomendada para ambas plantas, análisis ambiental preliminar, presupuesto, modelación financiera, estructura de financiamiento, proyectos básicos de infraestructura marina e instalación de la desaladora.

 

En ese marco es que ayer se desarrolló una misión tecnológica a la Región de Atacama para conocer experiencias exitosas relacionadas con desalación de agua de mar y tratamiento de agua a través de osmosis inversa.

 

 “Nuestro principal desafío es aumentar la oferta de agua, y es en ese marco que el estudio de evaluar el costo, inversión y valor por metro cúbico, tanto en planta desaladora como planta de tratamiento de agua residual, necesitábamos visitar en Chile experiencias similares y con volúmenes de agua iguales para tener parámetros técnicos de evaluación. Además, esta misión nos permite interiorizarnos aún más en el proceso y generar masa crítica, la que queremos desarrollar al máximo para presentarla al gobierno regional, al consejo, a la intendenta y a la Presidenta de la República”, indicó Cristian Sáez, gerente de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo.

 

La primera visita de la comitiva, integrada por consejeros regionales y profesionales de Corfo, fue a la planta desalinizadora que el Grupo CAP Minería tiene a 25 km al norte de la ciudad de Caldera y que abastece de agua fresca al proyecto minero de hierro Cerro Negro Norte, de su filial CMP, en el sector de Puerto Punta Totoralillo. Además, parte de esa agua es entregada a Aguas Chañar, para su distribución en la ciudad de Caldera.

 

La capacidad instalada es de 400 litros por segundo. Su inversión es de 120 millones de dólares y para su distribución se construyeron dos acueductos, por un monto de 100 millones de dólares cada uno. Esta planta además se puede ampliar a 600 litros por segundo, dependiendo de la demanda.

 

El tiempo de construcción de esta planta, equipada en gran parte por tecnología española, fue de tres años. Su vida útil está proyectada para 20 años.

 

Osmosis invera

 

Más tarde la delegación se trasladó hasta la ciudad de Copiapó donde conocieron la Planta de osmosis inversa Placilla Sierralta, de la empresa Aguas Chañar. En ese lugar se realiza el tratamiento del agua que es captada a través de una serie de pozos de más de 200 metros de profundidad y que abastecen a la ciudad de Copiapó y Tierra Amarilla. Esta planta implicó una inversión de más de 7 millones de dólares.

 

“Hemos visitado una planta desaladora y ahora una planta de tratamiento. Los dos procesos son diferentes y requieren inversiones distintas. Son dos experiencias que las vamos a analizar. Lo que nos está pasando es que estamos llegando a la situación que tiene hoy Atacama, y eso es un desafío tanto profesional como político. Tenemos que buscar las soluciones que sean las más adecuadas y las mejores. La idea es que ni las personas ni los procesos productivos sufran el problema de la escasez hídrica”, indicó el consejero regional Agapito Santander.

La autoridad indicó además, que es importante que la Región de Coquimbo se pueda adelantar a una situación de crisis y adelantó que el próximo miércoles sesionarán en Ovalle, donde analizarán la situación hídrica.

“La verdad es que nosotros tenemos que definir de una vez por todas una política regional pública en relación al recurso hídrico y a los temas de la desertificación, de la sequía, que son uno solo. En eso tenemos que ocupar nuestro tiempo y energías”, afirmó Santander.

Se espera que con la información que se entregará el próximo 12 de septiembre por parte de la empresa española Aqua Advise, las autoridades regionales y nacionales puedan tomar una decisión en cuanto al tipo de planta que se deberá construir para asegurar el recurso hídrico para la región.

 

Fuente: www.diarioeldia.cl

Comentarios