Piñera manifiesta interés de cerrar termoeléctricas antes del 2040

Piñera apuntó a las termoeléctricas que se aprobaron durante el gobierno de Michelle Bachelet y aclaró que para reducir el tiempo se requiere construir líneas de transmisión donde los ecologistas se van a oponer a todo. “No es tan fácil como parece

0
252
Foto: Gustavo Alvarado.

Por 104 votos a favor la Cámara de Diputados aprobó el pasado jueves el proyecto que solicita al Presidente la reducción en diez años del plazo para cerrar las termoeléctricas a carbón en el marco del Plan de Descarbonización del Estado, que hasta el momento se encuentra pensado para el 2040.

Ayer, Sebastián Piñera manifestó la intención de adelantar la meta de descabonización y durante una entrevista con el programa de Canal 13 Mesa Central, señaló el objetivo de reducir el plazo frente al proyecto que presentaron los diputados de la Federación Regionalista Verde Social. Sin embargo, no dispuso ninguna fecha exacta para realizar este propósito.

“No tengo la respuesta ahora porque requiere conversar con las empresas, qué plantas la van a reemplazar”, señaló durante la entrevista. 

Piñera apuntó a las termoeléctricas que se aprobaron durante el gobierno de Michelle Bachelet y aclaró que para reducir el tiempo se requiere construir líneas de transmisión donde los ecologistas se van a oponer a todo. “No es tan fácil como parece”. 

Cuando se le preguntó al Mandatario por el protagonismo internacional ambiental, manifestó que, como presidente, el tema del cambio climático es urgente y que nuestro país se encuentra muy vulnerable. “Por lo tanto, tenemos que tomar acción”.

En la ocasión, Piñera también habló sobre la polémica frente al Acuerdo de Escazú, momento en que manifestó creer que muchos ni siquiera leen los papeles antes de criticar y aseguró: “todo lo que establece Escazú está contenido en la legislación nacional. Por lo tanto, no agrega nada. Tenemos ministerio, Superintendencia, Tribunales. Nuestra legislación protege lo que nosotros protegemos”. Además, el jefe de Estado criticó que el tratado establezca una cláusula que otorga un “trato preferencial” a países mediterráneos “como Bolivia”.

Según el presidente, firmar hoy Escazú, significa una cesión de soberanía y propone preguntarse si realmente es bueno para Chile ya que él “nunca firmaría un tratado que sea perjudicial para los chilenos”.