Presidente Piñera anticipa indicación a reforma al Código de Aguas y defiende proyecto de obra o faena

La intervención del Mandatario estuvo marcada por los desafíos que enfrenta el mundo del agro para consolidar un mayor crecimiento.

0
292

Ayer se realizó la XIV versión del Encuentro Nacional del Agro, Enagro 2018, el evento del sector agrícola más importante del país. La cita, que además coincidió con los 180 años de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), contó con la participación del Presidente Sebastián Piñera, quien con un discurso fue el encargado de cerrar la actividad que reunió a autoridades y empresarios del sector.

La intervención del Mandatario, que se realizó en el marco de un almuerzo, estuvo marcada por los desafíos que enfrenta el mundo del agro para consolidar un mayor crecimiento.

Uno de los temas que tienen más expectantes al sector y que abordó ayer Piñera es la reforma al Código de Aguas, proyecto que se venía impulsando desde la pasada administración de Michelle Bachelet. La iniciativa que apuntaba a cambios estructurales, como una nueva definición jurídica del bien, se encuentra en segundo trámite en el Senado.

Sin dar plazos, Piñera anticipó que presentarán indicaciones para mejorar el diseño de esa reforma. “Vamos a dar mayor certeza jurídica, modificando en muchos campos y en forma muy profunda el proyecto del Código de Aguas que envió el gobierno anterior, para asegurar la certeza, la adaptabilidad y la disposición de un elemento muy vital para la agricultura como es el agua. De forma tal, que los agricultores puedan sembrar, invertir con la tranquilidad y confianza de que ese elemento no va a estar sujeto a arbitrariedades ni a incertidumbres”, dijo.

Antes de la intervención de Piñera, el presidente de la SNA, Ricardo Ariztía, criticó el proyecto de ley que establece la indemnización por obra o faena, el que de aprobarse, a su juicio, producirá un trato indemnizatorio desigual en relación con los contratos a plazo, impactando la generación de empleo y provocando un costo para el agro de aproximadamente US$ 400 millones anuales.

Al respecto, Piñera respondió que el Ejecutivo se hizo cargo de una moción parlamentaria y envió “indicaciones que permiten en primer lugar hacer que esta aplicación sea gradual; segundo, que lo que se pague por eventual indemnización se pueda imputar del aporte del empleador al seguro de cesantía, y lo tercero es que a cambio de la indemnización se termine con el exceso de judicialización que hay en despidos por este tipo de contratos”. De todos modos, se abrió a recibir aportes para seguir mejorando la iniciativa. En materia laboral, también remarcó la prioridad que tiene el proyecto de estatuto del temporero agrícola.

Bien nacional público

El ministro de Agricultura, Antonio Walker, remarcó que el agua es hoy la principal limitación que tiene la agricultura chilena para su crecimiento y apuntó a dos aristas: sacar un Código de Aguas amigable y dar seguridad de riego. “Ese es un bien nacional de uso público, nadie es dueño del agua, el país es dueño del agua. Tenemos títulos de dominio para los derechos de aprovechamiento del agua y no a la especulación”, subrayó.