Presidente del Departamento de Medio Ambiente del Colegio Médico advirtió sobre tendidos de alta tensión

0
19

 

El presidente del departamento de Medio Ambiente del Colegio Médico, Andrei Tchernitchin, fue invitado por el Consejo Regional La Serena del organismo gremial para hablar del impacto de las torres de alta tensión en la salud y la calidad de vida de las personas que viven en los sectores aledaños. Luego de una presentación hecha en el pueblo de Altovalsol,  Tchernitchin fue entrevistado por el diario El Día sobre el proyecto de carretera eléctrica Cardones-Polpaico, de la empresa InterChile, que pretende cruzar el valle de Elqui.

En este proyecto eléctrico, ¿le han solicitado entregar su opinión sobre el impacto que pudiera tener en la salud?

Las empresas no, porque saben exactamente lo que nosotros pensamos y no les conviene. Las autoridades de gobierno, de cualquier color, tienden a privilegiar aquellos avances que sean de menor costo y lo que nosotros proponemos implica un mayor costo y por lo tanto tampoco les conviene.

¿Cuáles son los verdaderos efectos que tiene el estar cerca de este tipo de estructuras?

Hay estudios que demuestran que aumentan las probabilidades de tener cáncer y la mortalidad por estos cánceres en aquellas personas que viven cerca de los tendidos de alta tensión. Aquí el problema no es la torre, sino que los tendidos que generan la emisión electromagnética que afecta la salud. Entre otros produce leucemia, cáncer cerebral, de presión psicológica, esclerosis lateral amiotrófica. Hay evidencia bastante concreta provoca hay varios otros tumores, infarto al miocardio, depresión que lleva a los suicidios, tendencia a distraerse o problemas para enfocar la atención en algo.

¿A partir de cuánto tiempo pueden comenzar a manifestarse estas enfermedades?

Algunos de los efectos de las emisiones electromagnéticos, en general, se demoran muchos años, como el cáncer, pero la expresión puede ser mucho más rápida, como la baja en el rendimiento escolar o molestias diversas. Hay personas que por su sensibilidad no pueden estar cerca de un tendido de alta tensión o cerca de una antena emisora de radiofrecuencia, porque se sienten mal, no pueden concentrarse en lo que hacen.

¿En qué edad estos efectos podrían ser más dañinos?

Los niños son los más afectados por los tendidos de alta tensión. Se ha detectado mediante estos estudios que son bastante más sensibles. Pero hay un fenómeno nuevo que tiene que ver los efectos diferidos de exposición perinatal. Ya hay evidencia que una mujer embarazada o un niño pequeño son más sensibles o pueden quedar secuelas para toda la vida. Y hay algunos trabajos realizados en Rusia que van en se sentido y que recomiendan que los niños no estén expuestos a esta radiación e incluso que no ocupen los teléfonos celulares.

¿Cuál sería la distancia mínimo que se deberían instalar los tendidos de las poblaciones?

En algunas partes se recomiendan de 200 metros, otras 100, que es la distancia en la que no tiene que vivir gente. Pero yo diría que hay seguridad en los 200 metros de distancia.

¿Y qué pasa en nuestro país?

No hay norma chilena para emisiones electromagnéticas provenientes de tendidos de alta tensión y transformadores.

Fuente: Diario El Día