Preparan protocolo para evitar contaminación lumínica en zonas de observación astronómica

El MOP plantea que la concesionaria de la Ruta 5, en el tramo La Serena-Vallenar, debe tener nueva iluminación que no afecte la investigación científica de los cielos nocturnos.

0
245

Un recambio de las luminarias a lo largo de 280 kilómetros de la Ruta 5 Norte, tiene previsto anunciar durante la jornada del eclipse solar el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y la Oficina de Protección de Calidad de los Cielos, que reúne a los principales observatorios astronómicos del país.

Para ello, ese día, el MOP, la concesionaria y los centros astronómicos, firmarán un protocolo que contempla la instalación de 4.500 nuevos dispositivos entre Vallenar, en la Región de Atacama, y La Serena, capital de Coquimbo.

Pedro Sanhueza, representante de la Oficina de Protección de Calidad de los Cielos, que reúne a los principales centros de investigación en la materia, explicó que la medida se toma para dar cumplimiento a la norma lumínica. “Se protege la actividad astronómica, pero también la salud de las personas y el medio ambiente”, dice.

Afirma que la idea es que los focos que emiten luz de color azul (invisible el ojo humano) sean reemplazados por dispositivos que tengan un filtro de tonalidad ambar, la que permiten la observación astronómica de manera adecuada.

Los productos serán financiados por la concesionaria de la Ruta 5, la cartera de Obras Públicas y los observatorios, el que involucra un monto aproximado de $1.700 millones.

Además, las luminarias deberán ser instaladas de modo que enfoquen hacia abajo y no en dirección frontal o hacia arriba.

Ciudades

Claudio Melo, representante del Observatorio Europeo Austral (ESO), que reúne a los centros de investigación Paranal y La Silla, sostiene que la regulación de esta materia es urgente, pues “las ciudades y las industrias se expanden, por lo que cada vez hay mayor iluminación cerca de los observatorios, lo que genera una contaminación que pueda salir de control”.

Agrega que la actividad científica se ve perjudicada por el uso de estos dispositivos, pues disminuyen el contraste, lo que afecta la calidad de las imágenes captadas del universo. Así, por ejemplo, una galaxia se puede apreciar mejor cuando el fondo de la imagen es negro, nitidez que se pierde cuando llega luz de tonalidad azul.

Melo agregó que la iluminación en Coquimbo y La Serena afectan la observación en La Silla, en Coquimbo, como también la emanada de Antofagasta y de industrias mineras hacia el sector de Paranal, que se ubica a 120 kilómetros.

Respecto al protocolo para la instalación del equipamiento en la Ruta 5, el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, afirmó que el “acuerdo implicaría el financiamiento conjunto entre las concesionarias y los centros de observación, todo lo cual estamos viabilizando a través de las gestiones del ministerio”. Añadió que las autopistas deben tener luminarias LED con filtro para “favorecer la observación astronómica y así preservar el valor científico, cultural y estratégico de la calidad del cielo nocturno del norte”.