¿Por qué los océanos se están volviendo más azules?

Los efectos del cambio climático están afectando la distribución del fitoplancton marino, especie responsable de la pigmentación del mar.

0
234

Para finales de siglo la mitad del océano habrá cambiado de color. Así lo afirma un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) que modeló como se verán los océanos para el año 2100 si el planeta se calienta 3°C. Según concluyó la investigación, el calentamiento global está generando importantes alteraciones en la composición y distribución de las poblaciones de fitoplancton marino, un vegetal acuático que incide en el color del mar.

Según el informe publicado en la revista Nature Communicationmás del 50% de los océanos se verán afectados por el aumento en la temperatura del agua, lo afectará el ecosistema de esta especie vegetal produciendo que se intensifiquen las tonalidades azules y verdes en algunas zonas del océano, agregándose nuevas tonalidades del mismo espectro.

“Lo que encontramos [en el estudio] es que el color [de los océanos] cambiará. Probablemente no tanto como para que se vea a simple vista, pero ciertamente los sensores podrán detectar que hay un cambio“, dice Stephanie Dutkiewicz, autora principal de la investigación.

¿Por qué el mar es azul?

El color del océano depende de cómo los rayos del sol interactúan con los diversos componentes presentes en el mar. Las moléculas de agua absorben la mayor parte del espectro de luz solar, y el “arcoiris” en el que éste se descompone. Sin embargo, la parte azul de este espectro rebota y no es capaz de ser absorbida por estas moléculas, lo que resulta en que el mar, al igual que el cielo, tenga una tonalidad azul.

Por otro lado, el fitoplancton es un conjunto de algas microscópicas, cianobacterias y protistas, todos microorganismos vegetales compuestos por clorofila, el pigmento responsable del color verde que puede observarse en muchas zonas del océano.Desde hace algunas décadas, la observación de ecosistemas por vía satelital ha permitido relacionar la presencia de clorofila con la existencia de biodiversidad marina, por ende, las zonas del océano con menos vida son de un color azul intenso, mientras que las regiones ricas en algas son de un color verdoso.

Impacto del cambio climático

De acuerdo con los autores del estudio, estos cambios en el color del mar son causa de un impacto directo del calentamiento global sobre la circulación de los océanos, lo que está cambiando la cantidad de alimento disponible para el fitoplancton y, por ende, su distribución.

“El calentamiento de los océanos altera la circulación oceánica y la porción de aguas del océano profundo que emerge a la superficie. El fitoplancton necesita la luz, su fuente de energía, y nutrientes, y la mayor parte de esos nutrientes viene de las profundidades. Los cambios inducidos por el calentamiento están provocando que lleguen menos nutrientes a la capa superficial, por lo que lo más probable es que el fitoplancton disminuya en muchas partes del océano”, dice Dutkiewicz.

El fitoplancton, además, es el primer eslabón en la cadena trófica de la que otras especies marinas se alimentan, por lo que su disminución en algunas zonas marinas podría significar un problema grave en términos de biodiversidad, según asevera Dutkiewicz.

“Esto podría ser potencialmente muy serio. Los diversos tipos de fitoplancton absorben la luz de manera diferente, y si el cambio climático cambia una comunidad de fitoplancton a otra, eso también afectará el tipo de redes de alimento a las que pueden sustentar (…) Esto probablemente será una de las primeras señales de advertencia de que hemos cambiado la ecología del océano”, indica.