Piñera por Barrancones: “durante mi gobierno no se tocó y siempre se respetó la instucionalidad”

El candidato de Chile Vamos además cuestionó el actual sistema de evaluación ambiental. Las ponencias en el Ciclo de Diálogos de la Sofofa continuarán ésta y la próxima semana con los otros candidatos.

0
150

En el marco del ciclo de diálogos con candidatos presidenciales, organizado por la Sofofa, la Universidad Diego Portales y El Mercurio, el ex Presidente Sebastián Piñera defendió este martes su intervención en el proyecto de la Central Termoeléctrica Barrancones, asegurando que durante su Gobierno “no se tocó y siempre se respetó la instucionalidad”.

El candidato de Chile Vamos partió su intervención descartando la comparación que hizo el presidente de la Sofofa, Bernardo Larraín Matte, entre lo ocurrido con el proyecto minero Dominga y Barrancones, recordando que “ese momento, como ahora lo hicimos en el caso del proyecto Dominga, también manifestamos nuestra visión crítica sobre la forma en que resolvió su Gobierno el proyecto Barrancones, luego de haber sido aprobado por instancias técnicas”.

Ante esto, Piñera expresó “en primer lugar permítame discrepar de Bernardo Larraín, en el caso de Barrancones no se tocó y siempre se respetó la institucionalidad. Lo que yo pensé como Presidente es que construir una planta termoeléctrica a carbón en la segunda década del siglo XXI era un error. En consecuencia, lo que hice fue a través de un ex presidente de la Sofofa, compartir esa opinión con el presidente de Suez, quien en cinco minutos contestó que estaba totalmente de acuerdo y que él iba no solamente a no construir esa planta, sino que no iba a construir nunca más una planta termoeléctrica a carbón en ninguna parte del mundo”.

“Por tanto, la institucionalidad fue respetada, pero la institucionalidad no es lo único. Yo como Presidente recuerdo muy bien que con ocasión del terremoto y del rescate de los mineros también pedí ayuda a empresarios chilenos, a gobiernos extranjeros y empresarios extranjeros para que protegieran los empleos, para que colaboraran con las víctimas y eso se hace sin violentar la institucionalidad, como si estuviéramos enviando funcionarios públicos a hacer esas presiones”, agregó el candidato de Chile Vamos. El abanderado reiteró “que en ese caso se protegió la institucionalidad y también la racionalidad, la posibilidad de conversar los temas y no aferrarse a algo que iba conduciendo inevitablemente a una situación que era mala para el país, para la empresa y así fue como se resolvió ese caso”.

Crítica al sistema de evaluación ambiental

El ex Mandatario además criticó el actual sistema de evaluación ambiental, el cual aseguró que “está funcionando muy mal”, agregando que “hay un montón de instancias que tienen capacidad para decir que no, pero prácticamente ninguna tiene capacidad para decir que sí”.

Con ello, cuestionó que actualmente “el proceso es inentendible y sin límite de tiempo. Hoy los proyectos están demorando seis años” en este proceso, que se hace “¿para proteger bien al medio ambiente?, la verdad es que no está funcionando bien el sistema”.

“Yo creo que la participación ciudadana debería estar al comienzo, que los ciudadanos conozcan el proyecto antes que se haga el primer informe que hace una unidad especializada, como es el servicio de evaluación ambiental (…) Uno puede pensar en establecer un mecanismo de cómo se compensa a la comunidad, para que no sea una discusión caso a caso. Decir si va a estar en función del tamaño del proyecto o del daño que se le produce a la comunidad”, sostuvo.