[OPINIÓN] Avanzando hacia una gestión integrada del recurso hídrico

0
94

Por Carlos Estévez, director general de Aguas MOP.

 

Este 22 de marzo se conmemora el  Día Mundial del Agua en gran parte del planeta.

carlos estevezSon 23 años ya desde que la ONU, mediante la resolución 47/193,pidiera a las naciones adherir a esta fecha como una forma de destacar la función esencial del agua y propiciar mejoras para la población mundial que sufre de problemas relacionados con el agua.

Desde entonces diversos organismos gubernamentales y de la sociedad civil, tomamos esta fecha como pie para hacer un repaso de los logros, avances y desafíos que tenemos en materia de aguas. La meta es generar conciencia sobre la relevancia de este recurso en un contexto de cambio climático y eventos hidrológicos extremos, como la sequía y los aluviones.

En 2014, la Presidenta instruyó la creación de un Comité de Ministros del Agua, compuesto por los ministros de Obras Públicas, Agricultura, Minería, Energía y Medio Ambiente, donde además participa del comité el Delegado Presidencial de RRHH y el director general de Aguas como secretario ejecutivo.

Este comité concordó un diagnóstico del actual marco legal e institucional de agua y una estrategia general con distintos proyectos y anteproyectos de ley para avanzar en una reforma sustantiva de la legislación vigente.

Comienza a votarse en la comisión de agricultura de la Cámara de Diputados un proyecto de Reforma del Código de Aguas que intensifica el carácter de bien público de las aguas y desarrolla el principio de sustentabilidad del acuífero y de tutela del Estado. Este proyecto ya se aprobó en noviembre pasado de forma transversal en la comisión de recursos hídricos de esa Cámara.

Esta reforma hace tangible el derecho humano de acceso al agua, porque conlleva una priorización de usos dela función de subsistencia y asegura el abastecimiento de agua para la población. Además contiene elementos de sustentabilidad ambiental tanto para el agua superficial como subterránea, y fortalece las atribuciones de la administración en la gestión del agua.

Además, el gobierno ingresó una ley especial de protección de Glaciares, que fue presentada en marzo de 2015 y que lidera el Ministerio de Medio Ambiente con apoyo de la DGA, que se está votando actualmente en comisión de medio ambiente de la Cámara.

Se presentarán indicaciones al proyecto de ley que modifica el Código de Aguas en lo relacionado a la información, fiscalización y sanciones, que actualmente se encuentra en el Senado y que es complementario al proyecto de acceso universal al agua.

Simultáneamente, se está trabajando dentro del gobierno una propuesta de una nueva institucionalidad hídrica radicada en el MOP, encargada de definir una política nacional de aguas vinculante, con miras a reducir la atomización actual en materia hídrica, que posibilite una gestión integrada del recurso hídrico por cuencas y con miras a fortalecer y empoderar a las organizaciones de usuarios de aguas.

Pero el tema hídrico no es solo legislación e institucionalidad. También es necesaria una adecuada gestión del recurso, con participación de todos los sectores y con una cartera de inversiones. Tal como está realizando actualmente el MOP y el Minagri, principalmente. En este gobierno, más que en ningún otro, se están construyendo y recuperando embalses y tranques,  de distintos tamaños. Se realizan proyectos para mejorar los sistemas de Agua Potable Rural y revestimiento de canales para evitar pérdidas por infiltración y evaporación.Se estudia la reconversión de cultivos en zonas áridas que permitan desarrollar una labor agrícola con menor cantidad de agua y se propende al reúso de aguasgrises y la instalación de desaladoras en distintas zonas afectadas por años de escasez hídrica, lo que permitirá asegurar disponibilidad de agua dulce para la población.

Queremos invitar a la ciudadanía a que se informe de estas acciones y proyectos. Ya que es necesario contar con sus ideas, aportes y compromiso para instaurar una verdadera cultura del agua en la sociedad.

Esa es la invitación en este día y en todos los días, ya que el agua no puede esperar.