MOP destina $140 mil millones para enfrentar cambio climático en Región de Antofagasta

Obras Públicas pone prioridad a infraestructura que disminuya los efectos de precipitaciones en la Segunda Región.

0
192

Para la ejecución de obras de infraestructura que mitiguen los efectos del cambio climático en la Región de Antofagasta, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) destinó un presupuesto de $140.942.647.

Para tener un alcance de estos recursos, el monto destinado por la cartera alcanzaría fácilmente para construir 9 estadios escolares como el que están construyendo en la avenida Angamos, cuyo monto total supuso una inversión de $14.472 millones.

El presupuesto se desglosa en la construcción de piscinas aluviales en Tocopilla (M$2.266), mejoramiento de cauces en zonas cordilleranas (M$119 mil), convenio de construcción para próximas obras aluviales en la región (M$56.152) y 14 estaciones de medición pluviométricas (M$ 500), entre otras iniciativas.

Asimismo, el ministerio desembolsó un total de $46.580 millones para atender los daños dejados por las lluvias y aluviones que afectaron a la región el 2015 y 2016, de los cuales gran parte fueron para la reposición de rutas y caminos destruidos por las últimas emergencias climáticas.

Inflexión

Fue el 25 de marzo del 2015 cuando la cartera tuvo un punto de inflexión con respecto al presupuesto que destinaría para la ejecución de nuevas obras hidráulicas.

Lo anterior, porque en esa fecha ocurrieron las precipitaciones más intensas de los últimos 24 años en la región, que causaron aluviones que dejaron 31 fallecidos entre las regiones de Antofagasta, Atacama y Coquimbo.

Asimismo, en agosto de ese año, otro aluvión causado por precipitaciones dejó siete víctimas fatales en Tocopilla, ciudad que en esa instancia no contaba con piscinas de decantación en sus quebradas.

“Buscamos adaptar los servicios de infraestructura para que la ciudadanía no se vea afectada por los efectos del cambio climático. Además queremos contribuir a mitigar los efectos de gases invernadero y generar conocimientos y capacidades a través del ministerio en estas materias”, manifestó Evelyn Medel, coordinadora ambiental del MOP.

Emergencia

Para los daños dejados en rutas y caminos de la región por efecto de aluviones y nevadas, así como la limpieza de las piscinas aluvionales de Antofagasta y Tocopilla y el despeje de zonas durante el último evento climático de este año (junio 2017), el MOP dispuso un total de 1.100 millones de pesos.

El seremi de la cartera, César Benítez, comentó que el ministerio redefinió sus objetivos que tienen una fecha de término el 2022.

“No cabe duda que el cambio climático nos presenta tremendos desafíos para orientar la infraestructura hacia la seguridad de las personas y sus bienes en la ciudad. Eso nos obligó a generar más infraestructura para la gestión del riesgo. Ahí incorporamos particularmente en la dirección de Obras Hidráulicas ampliar la capacidad de nuestros sistemas de control”, comentó Benítez.

También adelantó que durante este año se consolidarán la pavimentación completa del paso fronterizo de Ollagüe y Sico (este último proyecto programado para enero del 2018), lo que permitirá una limpieza más expedita de los accesos en caso de nevada.

Antofagasta, previo a los mencionados eventos climáticos, ya tenía obras destinadas para mitigar estos efectos debido a los aluviones de 1991, que dejaron cerca de 100 víctimas fatales y millonarios daños.

“Las vías aluvionales de las quebradas Uribe y Farellones están casi terminadas. En el segundo semestre licitaremos (quebradas) Jardines del Sur, El Toro, Riquelme, La Chimba y se sumaría otra en el sector Bonilla, que se construirá con fondos internacionales de la ONU”, dijo Benítez.

Comentarios