MOP descarta responsabilidad en la paralización de relleno sanitario Chaqueta Blanco

Lo anterior, debido al historial que la iniciativa tiene desde el año 2014, fecha en que el proyecto ingresó al Servicio de Evaluación Ambiental, el cual le otorgó favorablemente la Resolución de Calificación Ambiental en el mes de abril de 2016.

0
250

Frente a la favorable certificación que obtuvo el relleno sanitario “Chaqueta Blanca” en la ciudad de Antofagasta, éste aún no ha podido entrar en funcionamiento,  debido principalmente a problemas con la construcción de obras de mitigación aluvional.

Frente a esto, el seremi de Obras Públicas, Edgar Blanco, descartó que el MOP y la Dirección de Obras Hidraúlicas, dependientes del mismo, tengan responsabilidad en la paralización del proyecto.

Por ello, la autoridad explicó que “En dicha instancia, también fue aprobado técnicamente por parte de la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP con la única salvedad de que se incluyese en la base estadística, el registro de lluvias ocurrido el año 2015 en Antofagasta”.

Y fue por esto, debido a la coincidencia de fuertes lluvias en el año 2015 que el proyecto recibió indicaciones para la construcción de obras hidráulicas.Hoy, si bien la calificación fue aceptada por la concesionaria, ésta argumentaría encontrarse incapacitada de poder concretar tal obra. Por ello, se planteó un nuevo proyecto para modificar la adenda anterior, sin embargo estaría en etapa de formulación y ni siquiera ha entrado al Sistema de Evaluación Ambiental.

“Nosotros como gobierno estamos conscientes de la importancia del Relleno Sanitario Chaqueta Blanca y del impacto positivo que tendrá en la comunidad, por ello tenemos toda la disposición de apoyar la finalización de este proyecto con la seriedad que merecen iniciativas de esta envergadura”, explicó Blanco.

Cabe destacar que desde el año 2017 que el Ministerio de Obras Públicas a través de la DOH viene esperando la respuesta oficial de la contratista Santa Marta sobre posibles soluciones. Lo anterior, debido al historial que la iniciativa tiene desde el año 2014, fecha en que el proyecto ingresó al Servicio de Evaluación Ambiental, el cual le otorgó favorablemente la Resolución de Calificación Ambiental en el mes de abril de 2016.