Más de 900 luminarias LED renuevan el palacio Cousiño

Al consumo anual energético de 43 hogares equivale el ahorro que tendrá el palacio gracias al cambio de luminaria de tecnología eficiente en el marco del programa Cambia El Foco.

0
322

La renovación de luminaria ejecutada a fines de 2018 en el Palacio Cousiño protagonizó la conmemoración del Día de la Eficiencia Energética de la Región Metropolitana, donde el seremi de Energía RM, Sebastián Herrera junto a su par de Cultura, Alejandra Novoa y la líder de sustentabilidad de Fundación Chile, Karien Volker, conocieron la iniciativa implementada en este palacio patrimonial.

El proyecto Cambia el Foco es liderado por los ministerios de Energía y Medio Ambiente, Fundación Chile y ONU Ambiente y tiene por objetivo generar conciencia sobre la importancia de la eficiencia energética en diversos sectores de la sociedad. Así, Cambia el foco busca acelerar la introducción de la tecnología de iluminación eficiente de tipo LED.

“En el Día mundial de la Eficiencia Energética reforzamos nuestro compromiso con uno de los pilares del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, quien nos ha señalado que la mejor energía es la que no se usa. Como SEREMI de Energía los invitamos a sumarse a la campaña que busca culturizarnos en el buen y responsable uso de los recursos energéticos, contribuyendo a vivir en una ciudad más sostenible”, señaló el seremi de Energía de la Región Metropolitana, Sebastián Herrera.

De acuerdo a las estimaciones del proyecto, el costo de inversión será recuperado en un plazo de seis meses yrepresentará un ahorro energético de 85 [MWh/Año], lo que equivale al consumo energético promedio de 43 hogares en el mismo período de tiempo. Con ello, se dejarán de emitir anualmente 34 toneladas de dióxido de carbono (CO2), gas de efecto invernadero, lo que corresponde a la cantidad de CO2 que fijarían 1.760 árboles.

El palacio

Este palacio fue construido entre 1870 y 1878 para Luis Cousiño y su esposa Isidora Goyenechea, quienes eran una acaudalada familia propietaria de negocios relacionados con la explotación de minas de plata de Chañarcillo, de carbón de Lota, haciendas, fundos y su propia flota de barcos, además de la Viña Cousiño – Macul, propiedad que aún conservan sus descendientes. Este palacio destaca por algunos elementos innovadores para su época, como por ejemplo: contaba con un sistema de calefacción mediante agua, la cual era calentada en una caldera a carbón y tuvo el primer generador de Latinoamérica, cuya electricidad era compartida con el vecindario.

“Se realizó el trabajo en este edificio patrimonial porque estamos haciendo cambios en sitios emblemáticos. Éste es un lugar muy especial, que es parte de nuestra historia, donde viene mucha gente, lo que nos permite difundir y en un futuro replicar este importante trabajo”, señaló la seremi de Cultura, Alejandra Novoa.

El recambio

El principal desafío para hacer este cambio –realizado en noviembre de 2018- fue identificar cuáles eran las ampolletas LED idóneas para cada espacio del centro cultural, respetando así la armonía y calidad lumínica, permitiendo mantener la identidad del Palacio. Otro aspecto a destacar de esta iniciativa, fue el involucramiento de los trabajadores, ya que el cambio de luminaria fue realizado por ellos, quienes pudieron conocer y familiarizarse con la tecnología y el tipo de iluminación que entrega cada ampolleta.

Carmen Roba, administradora del Palacio Cousiño nos cuenta: “Hemos podido identificar que en estos tres meses el cambio de la luminaria ha tenido varios beneficios, no solo desde el punto de vista económico, cuyos ahorros nos permiten invertir en otras acciones necesarias para la conservación de esta casona de más de 140 años, sino también desde la perspectiva del trabajo de mantención, ya que gastábamos mucho tiempo en la reposición de ampolletas incandescentes que se quemaban regularmente. Las ampolletas antiguas generaban calor, lo que dañaba los textiles, por lo cual el cambio de luminaria ha incidido incluso a mejorar el estado de conservación del Palacio”.