Lluvias permiten baja de un 40% en los costos energéticos del SIC

0
268

 

Los frentes de mal tiempo que han afectado a la zona centro-sur del país en las últimas semanas están teniendo positivos efectos en los costos de la energía en el principal sistema del país: el SIC. Según datos del CDEC-SIC, organismo que coordina la operación de las eléctricas, en lo que va de junio, el costo marginal anota una caída de 40%, ubicándose en US$ 143,5 por megawatt/hora (MW/h), frente a los US$ 242,7 por MW/h que anotó como promedio en el mismo lapso de 2013.

 

Si bien las lluvias han sido abundantes en la zona centro-sur, el efecto de ellas sólo se ha acentuado en la última semana, donde los costos han bajado de US$ 200 por MW/h a US$ 87 por MW/h el 19 de junio, última fecha con datos disponibles. Esto se debe al ascenso en la generación hidroeléctrica, que hoy representa el 43% de la energía generada en el SIC. En junio del 2013, y en plena sequía, este tipo de generación sólo aportó el 31% del total.

 

Fuentes señalan que la baja de los costos se vincula con el mayor aporte de las centrales de embalse y pasada del sistema, que según cifras de la Asociación de Generadoras, tienen en conjunto una capacidad instalada de 6.312 MW en el SIC -un 43% del total-. A esto se suma la estabilización que ha registrado la demanda, luego del peak de la semana pasada en la Región Metropolitana, la zona de mayor consumo del sistema. El pasado 12 de junio, Santiago registró la demanda máxima histórica de potencia, con 2.936 MW, un crecimiento de 9,8% por sobre el registro del 5 de julio de 2013. Según explicó la distribuidora Chilectra, el incremento tuvo relación con el mayor uso de equipos para calefacción.

 

En los últimos 10 días, las principales centrales de embalse han operado continuamente, y los mayores aportes los han realizado las unidades de Canutillar, Pehuenche, Pangue, Ralco y Colbún, las que han permitido desplazar el uso de centrales en base a diésel -las más caras del sistema-, pese a las restricciones que afectan a la central a carbón Bocamina II, paralizada desde mediados de diciembre del año pasado por orden judicial, y que ha dejado al sistema sin el aporte de 350 MW.

 

En el caso de los embalses utilizados para generación, las lluvias han permitido su recuperación, aunque éstos se encuentran lejos de sus niveles históricos. A la fecha, los niveles de agua acumulada en Rapel, Colbún, Laja y Ralco se encuentran por sobre los de 2013 en el mismo período, mientras que lago Chapo y laguna La Invernada siguen bajo esos niveles.

 

Fuente: La Tercera