Llaman a proteger el gaviotín chico en Tarapacá

0
520

 

Un llamado a proteger los sitios de nidificación del gaviotín chico hizo el seremi del Medio Ambiente de Tarapacá, Patricio Villablanca . “Es fundamental no perturbar su hábitat, evitar arrojar basura en la zona de nidificación, evitar llevar mascotas, no transitar con vehículos al interior de las áreas de nidificación, ya que los huevos y polluelos se mimetizan muy bien en el desierto y es muy posible pisarlos”, precisó el seremi.

Villablanca señaló que junto a diferentes servicios públicos como el Servicio Agrícola Ganadero y otros organismos no gubernamentales, permanentemente se están realizando trabajos de educación ambiental que buscan sensibilizar a la comunidad en general acerca de las actuales condiciones en que vive el gaviotín, especie que hoy se considera en peligro de extinción y que tienen su periodo de nidificación en la región entre los meses de julio y febrero.

La autoridad ambiental señaló que “el gaviotín chico (Sterna lorata) está clasificado como una especie en peligro de extinción a nivel nacional y mundial, por la Comisión Nacional del Medio Ambiente y por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. En el mundo no quedan más de 2 mil gaviotines chicos”.

Actualmente, junto a la educación ambiental que entregamos a la comunidad, estamos llevando a cabo iniciativas orientadas a la preservación del gaviotín, además de estudios que contribuyan al cabal conocimiento de la especie y su hábitat. El chirrío, como se lo llama comúnmente, mide de adulto 24 cm y es un ave que migra desde la Región de Antofagasta hasta el norte de la costa peruana y el sur de Ecuador; en Tarapacá las principales zonas de nidificación del gaviotín  son las comprendidas entre la caleta Chanavayita y El Loa.

Según las investigaciones desarrolladas por Birdlife International la población del gaviotín chico, ha disminuido en un 70% en los últimos 10 años.

Cada año, en el invierno chileno, llegan los gaviotines a la pampa costera del norte de Chile, buscando un espacio para luego en primavera poner sus huevos y criar sus polluelos. En verano y otoño emigran al norte.

Estos gaviotines son aves un poco más grandes que las golondrinas, tienen un vuelo rápido y ágil. Por ser pequeños y poco numerosos pasan totalmente inadvertidos entre otras abundantes y vistosas aves marinas. Buscan su alimento en el mar, especialmente anchovetas, y luego regresan a su hogar en el desierto.