Las compañías más influyentes en la lucha contra el cambio climático

Un estudio de InfluenceMap que analizó 30 mil elementos en 300 compañías y 75 asociaciones de empresas a nivel mundial, determinó cuáles son las firmas líderes en la lucha por la descarbonización de la economía.

0
437

La reducción de la huella de carbono es una meta que poseen miles de grandes compañías en el mundo. Especialmente luego de que el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (17 ODS) han institucionalizado cada vez más el compromiso del sector privado con el cambio climático.

Pero un reciente estudio de la ONG InfluenceMap demostró que la influencia de una corporación en la política climática puede ser tanto o más importante que sus proyectos específicos para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Esta entidad analizó más de 30 mil factores en 300 compañías globales y 75 asociaciones comerciales, incluyendo, por ejemplo, consultas regulatorias, comentarios sobre políticas en presentaciones financieras, puntos de vista de CEO y altos directivos, mensajes en varios contextos, así como reportes de noticias en los medios más relevantes, entre otros.

Firmas como Apple, IKEA, Siemens, Coca Cola y Deutsche Telekom (por nombrar algunas) están en la denominada “Lista A” de las 20 empresas más influyentes en las políticas de cambio climático a nivel mundial.

Según la entidad británica autora del informe, el lobby de estas organizaciones es difícil de cuantificar, especialmente para los inversionistas. Por eso, se asignó un puntaje (de 0 a 100) que revisa varios elementos y , en definitiva, expresa cuánto de apoyo u obstrucción realiza la empresa hacia el Estado, a nivel nacional o regional, con respecto a la política climática alineada con el Acuerdo de París, incluido un análisis de sus enlaces con asociaciones comerciales.

También se restan puntos. Por ejemplo -indica el documento- negociar con asociaciones que se oponen a la política climática podría descalificar a una compañía de la lista. Esto es lo que corresponde a la otra parte de la evaluación (además del puntaje), denominado como: Engagement Intensity. “La intensidad del compromiso expresa cuán fuerte es su actividad con respecto al cambio climático, ya sea positiva o negativa”, dice el informe.

La lista se actualiza semestralmente. Por lo tanto, el próximo informe estaría publicado en septiembre de 2018, donde -según sus desarrolladores- se espera que se agreguen unas 10 compañías más. De hecho, la investigación incluye también una lista de empresas líderes potenciales con respecto al cambio climático.

Tecnológicas y automotrices

Llama la atención en el estudio, el fuerte liderazgo de empresas tecnológicas como Tesla, Amazon Google y Apple, así como la alta presencia de compañías estadounidenses, en contraposición con las políticas de Donald Trump por una economía más carbonizada.

De hecho “Microsoft pierde en la lista debido a su red comercial particularmente fuerte en poderosos grupos que se oponen a la política climática, como la Cámara de Comercio de EEUU (US Chamber)”, dice el informe, y agrega: “Otros dos fabricantes de automóviles que generalmente tienen un compromiso positivo con la política climática, como Nissan y Honda, se pierden en la lista debido a su membresía en asociaciones comerciales que actualmente se oponen a una política climática ambiciosa a nivel mundial”.

Con respecto a este mismo unto, la investigación enfatiza en la importancia de los fabricantes de automóviles, “que son parte de un esfuerzo para desmantelar la eficiencia de los vehículos de EEUU y las regulaciones de gases de efecto invernadero”, indican en InfluenceMap.

Otra de las conclusiones dice relación con la importancia de los liderazgos en el aumento del puntaje. El estudio destaca, por ejemplo, a Paul Polman de Unilever, Tim Cook de Apple, y Feike Sijbesma de DSM. También se resalta a compañías que están apostando fuertemente en energías renovables, tanto en Europa como en América del Norte y Sudamérica, como EDP, SSE e Iberdrola. “Tienen un interés estratégico para visualizar una clara línea de acción a nivel mundial que favorezca la energía baja en carbono”, indica el estudio.

Incluso, se distinguen empresas orientadas a la industria química como AkzoNobel y Royal DSM, que a pesar de que, comparativamente, tienen menos confianza de la población con respecto a estar a favor del cambio climático, están desarrollando varias iniciativas para contrarrestarlo.

Por último analiza también a firmas como ABB y Siemens, que están aportando en desarrollos tecnológicos y sistemas de eficiencia industrial, orientados a las energías renovables dentro de su cartera de productos.