Lanzan concurso para fomentar proyectos de tecnificación de riego

El próximo 23 de junio se publicarán las bases del concurso 28-2017 de la Ley de Riego.

0
213

 

Con el fin de fomentar proyectos de tecnificación de riego en las regiones de Los Ríos y Los Lagos es que la Comisión Nacional de Riego (CNR) lanzó un nuevo concurso por $1.000 millones.

Según consigna la CNR, buscan dar respuesta a la mayor demanda por el recurso hídrico y dar cumplimiento a un compromiso adquirido por el Ministerio de Agricultura con los productores lecheros.

En ese sentido, la secretaria Ejecutiva de la CNR, María Loreto Mery, afirmó que el próximo 23 de junio se publicarán las bases del concurso 28-2017 de la Ley de Riego, que tiene por finalidad apoyar a pequeños y medianos productores de manera que estos puedan incrementar la tecnificación del riego en praderas y, de esta forma, elevar su productividad.

“Este concurso, por $1.000 millones, es resultado de un trabajo continuo y persistente que hemos impulsado desde la nueva oficina de la CNR en La Unión y con el apoyo de las seremis de Agricultura de Los Lagos y Los Ríos, que permitió en 2016 diseñar el primer concurso orientado a productores ganaderos-lecheros con recursos por $250 millones”, recordó.

Reforma al Código de Aguas

En cuanto al debate que han generado los proyectos de Reforma al Código de Aguas, hoy en el Congreso, la Secretaria Ejecutiva indicó que lo que se busca es asegurar el acceso al agua para consumo humano y, en específico para nuestro sector, el Agua Potable Rural (APR).

“Quienes actualmente tienen los derechos de aprovechamiento y los utilizan, continuarán siendo propietarios de sus derechos y usando el agua tal como lo han hecho hasta ahora. No hay expropiación”, enfatizó María Loreto Mery.

En tanto, el ministro (s) de Agricultura, sostuvo que “el cambio climático es un hecho muy relevante por lo que todas nuestras tareas, tanto del sector público como las que afrontan los propios productores, están en función de adaptarnos y mitigar sus efectos. El déficit hídrico nos deja claro que tenemos que abordar temáticas que hace 20 años no hubiese sido posible considerar”.