Lago Chungará recibe campeonato de pesca, enfocado en capturar especie invasora

1er Campeonato de pesca de altura, una vía para contribuir a erradicación de la exótica e invasora trucha.

0
230

Que el pez más grande se come al más chico es un hecho conocido.  De allí que para la CONAF sea una oportunidad, pero a la vez un difícil desafío, el 1er Campeonato de Pesca de Altura organizado por la Gobernación Provincial de Parinacota en el lago Chungará, y cuyo objetivo es ejercer algún control sobre la agresiva trucha arcoíris, especie exótica e invasora, que desde hace poco más de una década ha puesto en peligro la supervivencia de la Orestia chungarensis,  pez que sólo existe en este lago del Parque Nacional Lauca, el más alto no navegable del mundo.  ¿Los tamaños respectivos? 50 cm promedio la trucha, y 7 cm la Orestia.

La iniciativa del gobernador Marcelo Zara ha reunido a diversos organismos sectoriales, con los cuales conformará una mesa de trabajo que dé continuidad –post campeonato- a este esfuerzo de erradicación de la trucha.

El encuentro deportivo es también para el gobernador una forma de posicionar los atractivos de Parinacota,  donde se emplaza la Reserva de la Biosfera Lauca.  Al respecto señala: “Estamos frente a una especie invasora que ataca la fauna silvestre protegida y que comenzaremos a regular y controlar a través de la pesca recreativa, oportunidad que aprovecharemos también para que la comunidad genere nuevos emprendimientos en torno a la riqueza andina con la visión de repoblar el territorio”.

Las Orestias

El género Orestias, en el contexto andino chileno, lo integran cuatro “primos”.  Todos ellos tuvieron su origen en el período de formación del lago Chungará, hace más de diez mil años, pero cada uno tomó su rumbo producto de los eventos geológicos y volcánicos que dividieron los humedales de la zona.

Cada uno de estas Orestias llevan en su nombre científico el lugar donde se quedaron: Orestia chungarensis, parinacotensis, piacotense, y laucaensis.  Pero para los habitantes del altiplano su nombre simplemente es carachi, un recurso más de su geografía, que por algo ha sido calificada como una zona caliente o hot spot del planeta, al reunir una biodiversidad única y por lo tanto necesaria de resguardar en el contexto mundial.

Irma Vila, académica e investigadora de la Universidad de Chile y quien trabaja hace años en torno al tema, opina que “el campeonato  puede ser una buena idea, pensando en que es de extrema relevancia proteger estos peces únicos de esta zona”.

Héctor Peñaranda, director regional de CONAF Arica y Parinacota, refuerza en tanto que “si bien el campeonato tiene la connotación de pesca recreativa, su sentido mayor es contribuir a la conservación de la Orestia chungarensis, que sólo vive en el lago Chungará y quedó calificada en ´En Peligro” de acuerdo al Decreto Supremo N° 51/2008 de Medioambiente”.

En las acciones de resguardo ambiental para el campeonato, Peñaranda dice que “se considerará la capacidad de carga máxima para el lugar donde se realizará la competencia, tanto de las personas que podrán llegar a pescar, como de los vehículos que entrarán a la zona establecida para el campeonato”.

En otro orden, y junto a Sernapesca, un porcentaje de la pesca de truchas que se logre, deberá quedar para hacer mediciones y análisis de la dieta de las piezas capturadas.

Investigaciones
Actualmente CONAF mantiene una autorización a la National Geografic Society para una investigación que busca “comprender las actuales interconexiones de la Cuenca del río Lauca con los otros sistemas acuáticos que hayan permitido la dispersión y el aislamiento de las poblaciones de Orestias”.

Esta mirada más global es la que recalca Irma Vila cuando dice que “además de la Orestia, tenemos a la vegetación macrófita o plantas acuáticas.  Allí, en el período reproductivo, los huevos de la Orestia y sus filamentos pegajosos aportan a esta flora ribereña y a la presencia de microcrustáceos, caracoles e insectos, recursos de los que se alimentan los karachis.   Y conservar el conjunto es tremendamente importante para los sistemas de demanda de agua de esta cuenca. A Chungara no se le saca agua, pero está interconectado subterráneamente con los humedales de más abajo”.   Esta flora ribereña, también conocida como lima, permite a las taguas y otras aves del Chungará hacer también sus nidos.

Vila comenta asimismo que entre otros factores que atentan con el buen balance hídrico de la cuenca, figuran las épocas de sequía, las mayores temperaturas por el cambio climático, las extracciones ilegales de agua en vertientes o lagunillas o los impactos por la basura.  La trucha en tanto –precisa la especialista, es uno de los peces más voraces y tenemos el caso del lago Titicaca, donde fue causante de la desaparición de un tipo de Orestia de ese lugar.  Ojala que no ocurra aquí y se pueda lograr su control”.

El 1° Campeonato de Pesca de Altura, a efectuarse este sábado 4 de mayo, en el lago Chungara, tendrá ese desafío.