La prohibición de sustancias químicas logró la recuperación de la capa de ozono

Un estudio de la NASA evidenció el éxito del Protocolo de Montreal. Por primera vez, científicos han mostrado, mediante observaciones satelitales directas del agujero en la capa de ozono, que los niveles de destrucción de éste están decayendo.

0
225

Las mediciones revelaron que desde el 2005, el primer año que el satélite Aura de la NASA midió los niveles de cloro y ozono en el invierno antártico, la capa de ozono se ha recuperado en un 20% debido a la reducción de CFC’s, es decir, clorofluorocarbonos.

“Vemos claramente que el cloro de los CFC’s está bajando y esto está permitiendo la reducción del agujero en la capa de ozono”, explicó Susan Strahan, científica experta en atmósfera de la NASA.

Los CFC’s son compuestos químicos de larga vida que ascienden a la estratosfera, donde al ser impactados por la radiación ultravioleta del Sol, liberan átomos de cloro que destruyen las moléculas de ozono.

El ozono de la estratosfera protege la vida del planeta absorbiendo los rayos ultravioleta, los cuales pueden provocar cáncer a la piel y cataratas en los humanos. Además, puede suprimir los sistemas inmunes de las personas y dañar la vida vegetal.

En 1985 se descubrió el agujero en la capa de ozono. Dos años después, varios países firmaron el Protocolo de Montreal, el cual regulaba los compuestos que agotan la capa de ozono. Más tarde se prohibieron totalmente las producciones de CFC’s.

Para argumentar que el tamaño del agujero en la capa de ozono está disminuyendo, estudios anteriores han utilizado análisis estadísticos. Sin embargo, este estudio es el primero en usar mediciones del compuesto químico al interior del agujero para confirmar no sólo que éste es cada vez más pequeño, sino que la causa es por la disminución de CFC’s.

A medida que no hayan más CFC’s en la atmósfera, el agujero en la capa de ozono debería recuperarse gradualmente. No obstante, lograr la total recuperación tardaría décadas. “Los CFC’s tienen una vida útil de 50 a 100 años, entonces estarán en la atmósfera por mucho tiempo”, afirmó Anne Douglass, científica de la NASA y co-autora del estudio. “Esperamos que el agujero en la capa de ozono desaparezca para el 2060 o 2080. Incluso en ese entonces puede existir un pequeño agujero”, añadió.

Para revisar el estudio completo, ingrese aquí.