La importancia de monitorear cultivos ante el cambio climático que enfrenta Chile

Alzas de temperaturas y disminución de las lluvias son algunos de los factores que están afectando al sector agrícola del país. Controlar las variables que impactan los cultivos y tomar decisiones a tiempo, se vuelve fundamental para hacer más eficiente los recursos y ahorrar.

0
227

El clima está cambiando y no es novedad. Basta con recordar las olas de calor que soportamos en verano y que afectaron también al sur de Chile, o repasar las dramáticas escenas que vimos en los noticieros que cubrieron las graves inundaciones del norte del país.

El Ministerio de Medio Ambiente, a través de su plataforma de simulación climática, proyectó las temperaturas y precipitaciones para Chile, de aquí al 2050, con resultados impactantes. Según el estudio, las temperaturas subirán en promedio entre 0.5 y 2 grados, las lluvias disminuirán y se concentrarán en periodos cortos pero de mayor intensidad. Las olas de calor también aumentarán, al igual que las noches cálidas, especialmente en la Zona Norte, donde además las heladas tenderán a disminuir.

Estos cambios afectan con mayor fuerza a los agricultores, cuyas producciones dependen de las condiciones del suelo, el clima, el agua, entre otros factores. Solo por poner un ejemplo, en 2018 se decretaron 76 comunas a lo largo de Chile con escasez hídrica, lo que se ha transformado en un dolor de cabeza para el sector.

El monitoreo constante de los cultivos se vuelve fundamental en este escenario. “Si tú eres más eficiente al controlar las variables que afectan tus cultivos, vas a ahorrar. Si logras, por ejemplo, manejar de forma eficaz tus parámetros, mitigas los riesgos y el impacto que el cambio climático te podría estar generando”, comenta Carlos González, Socio de Xmartic, empresa que desarrolló una herramienta tecnológica que recopila la información de todas las variables que inciden en el proceso productivo, genera estadísticas y permite un monitoreo en tiempo real.

“Vimos que estaba llegando mucha tecnología al mundo agrícola. Por ejemplo, sensores que generaban información pero que no conversaban entre sí y hacían engorroso el proceso de análisis”, explica Carlos González. Fue esto lo que los llevó a desarrollar Trackit, una nube virtual que puede ser instalada en computadores e incluso celulares, donde los agriculores pueden monitorear sus cultivos, aún estando lejos.

“El mayor beneficio es que puedes hacer gestión a través de toda la información que te entregamos. Además, vamos haciendo analítica de ciertas condiciones y entregamos indicadores en tiempo real e históricos, que permiten optimizar los recursos”, asegura Carlos González de Xmartic.

En esa línea, si por ejemplo, un cultivo necesita cierta cantidad de agua a la semana y una de las variables indica que dentro de los próximas días lloverá, entonces el agricultor puede tomar la decisión de regar menos, ya que el resto será suplido por la lluvia. “Tú, al tener información del pronóstico, del comportamiento histórico del suelo, etc., puedes analizar todo y ver qué variable es la que más está afectando tu cultivo, para que sobre eso puedas tomar una decisión”, añade Carlos González de Xmartic.

Trackit permite monitorear cámaras frigoríficas e invernaderos, controlar variables como temperatura, humedad ambiental y del suelo, intensidad de luz, radiación UV, monitorear el manejo eficiente del agua y la energía, medir pozos y casetas riegos, entre otras cosas que tradicionalmente se medían de manera manual. Lo mejor es que todo está consolidado en una sola pantalla, facilitando el análisis.

Otra de las facilidades de Trackit, es el poder entregar información de monitoreo satelital de suelos con los que se puede analizar desde otra perspectiva, a lo que González agrega que “complementando las mediciones de suelo, tendremos mejor información para tomar decisiones y mejorar la eficiencia y producción”. Disponer de información asociada a vigor, temperatura y turgencia de las especies plantadas, correlacionada con el pronóstico del clima, hacen de Trackit un muy buen aliado en la gestión de los cultivos.