Isla artificial podría entregar energía a seis países europeos

Tennet, una empresa holandesa, propone construir una isla artificial, llamada isla Dogger, que podría abastecer con energía eólica a seis países europeos y que estaría lista en 2050. Sus promotores esperan que sea un eventual referente de generación de energía eólica.

0
517

Durante décadas, Europa ha sido impulsora de energías renovables no convencionales, principalmente la eólica. Sin embargo, la creciente demanda obliga a idear atractivas formas de obtener electricidad por la falta de espacios para la construcción de parques eólicos.

Tennet, una empresa holandesa, propone construir una isla artificial, llamada isla Dogger, que podría abastecer con energía eólica a seis países europeos y que estaría lista en 2050.

Según consigna El Mercurio, la isla, ubicada en el mar del Norte, obtendrá electricidad de energía eólica fuera de la línea de costa u offshore. En esta tecnología, a diferencia de la de tipo terrestre, los aerogeneradores se instalan en altamar, sobre plataformas flotantes o ancladas al fondo marino.

Las corrientes de aire marinas tienen menores perturbaciones que las de tierra, ya que no existe resistencia del entorno. La isla será construida sobre un suelo llano y no tan profundo, donde se instalarán los aerogeneradores flotantes.

Martín Díaz, ingeniero de la Usach y especialista en energía eólica offshore, cree que esta tecnología podría implementarse en Chile en un futuro, pero solamente en ciertos sectores de la costa. “Su inversión, por ahora, es muy alta para nosotros, en comparación con un parque eólico en tierra. Además, aún nos falta desarrollar toda la industria logística para este tipo de avances. Indudablemente, tenemos un potencial enorme de este recurso, sobre todo en las costas del sur”, agrega.

Concuerda Cristián Mattar, director del Laboratorio para el Análisis de la Biosfera (LAB) de la U. Chile, quien está estudiando el potencial eólico offshore de la zona de Aysén. “Hasta ahora, los datos técnicos nos indican que sí existe un potencial para desarrollarla. Si como país queremos ser un referente o líder en esta materia, no debemos quedarnos atrás en investigación por los costos que esto tiene actualmente”, añade.

El director del Centro de Investigación e Innovación en Energía Marina (Meric), Luc Martin, cree que para iniciar un camino en la energía eólica marina en Chile hay que tomar en cuenta el tipo de suelo marino, por lo que lo más adecuado sería estudiar la obtención de energía de las corrientes marinas y también de las olas en altamar.