Ingresaron querella por daño ambiental en laguna de Calbuco

Cuatro comunidades indígenas denunciaron que un particular secó la cuenca de la cual se alimentaban cuatro ríos.

0
435

Que se sancione penalmente a quienes sean los responsables del daño ambiental provocado en la laguna Huayamo en el sector rural de Peñasmó en Calbuco, es el objetivo de la querella presentada en el Juzgado de Garantía por cuatro comunidades indígenas que se vieron afectadas por esta situación.

La laguna Huayamo se secó por la acción de terceros, según lo establecido por la autoridad de Medio Ambiente.

La escasa reacción de las autoridades, cuando el hecho fue denunciado hace aproximadamente dos meses, fue lo que motivó a las comunidades indígenas a interponer la acción judicial de carácter penal.

La querella fue presentada por la escasez de agua que presenta la laguna y los cuatro ríos por donde desembocaba el agua.

El requerimiento está calificado como una invasión de derechos ajenos o sustracción de caudales de agua, y fue llevada a los tribunales por las comunidades indígenas, “Aduen” de El Dao y “Los Calafates” de Calbuco.

La querella pretende que se determinen responsabilidades del daño ambiental, que generó la construcción de una zanja de 10 metros de profundidad y de una extensión aproximada de 8 kilómetros, lo que secó la laguna y afectó a cuatro ríos de la zona.

La laguna Huayamo contaba con una superficie perimetral de 1,19 kilómetros y 68 mil 388 metros cuadrados. “Producto de la evacuación de sus aguas hacia predios particulares, la laguna quedó con un mínimo de agua en menos de 24 horas”, manifestó Solange Loncón, presidenta de la comunidad indígena “Los Calafates” de Calbuco.

La abogada patrocinante Orieta Llauca dijo que la construcción de dicha zanja implicó que el agua de la laguna Huayamo desembocara casi en su totalidad en el dique, lo que al día de hoy puede implicar que se pierda la laguna por efecto de la sequía.

La letrada añadió que la construcción de ésta y otras zanjas, han afectado cuatro ríos de la zona, como son el Huillinco, el Dao, El Ancun, Las Lumas y el río Fundo San Lorenzo.

“La querella se interpuso en contra de las autoridades públicas, partiendo por la ministra de Medio Ambiente (Carolina Schmidt) y el intendente (Harry Jürgensen), otras autoridades y el particular. Ellos por mandato legal tienen deberes expresos y uno de ellos es proteger el medio ambiente, y lo que en esta ocasión no se ha cumplido y que ha significado que este particular (quien sería el causante que la laguna se seque) en forma libre, sin fiscalización, proceda a construir estas zanjas y sustraer las aguas de los cuatro ríos y la laguna Huayamo, que cada día pierde más agua”, enfatizó.

Orieta Llauca dijo que las comunidades indígenas son las víctimas, porque la falta de agua está provocando un serio daño, no sólo ambiental, sino que para el patrimonio del lugar. “Se está solicitando una condena de tres años para cada uno de los querellados y una multa de cinco mil Unidades Tributarias Mensuales”, dijo.