Ingresan nuevo informe financiero a proyecto que crea el Ministerio de Ciencias y Tecnología

El poder ejecutivo ingresó un nuevo informe financiero a la Cámara de Diputados en el contexto de la creación del Ministerio de Ciencias y Tecnología. Este documento incorpora el costo fiscal de las nuevas oficinas en todas las regiones del país, lo cual no se contemplaba inicialmente.

0
665

Con el objetivo de agregar el costo de instalación de las oficinas regionales, se ingresó un nuevo informe financiero al proyecto de Ley boletín 11101. En el documento se establece que el mayor gasto se atribuye a la instalación de cinco secretarías regionales ministeriales, desde el primer instante que funcione la cartera, y a la incorporación de las once restantes, del quinto al décimo año de entrada del Ministerio.

El proyecto en general, implica un gasto anual en régimen de $359.782 millones, según lo indicado en la Cámara de Diputados. El Ministerio de Ciencias y Tecnología significará la contratación de 451 funcionarios con todos los recursos mínimos para hacer su trabajo.

El documento señala que la forma de financiamiento será a partir de reasignaciones presupuestarias, principalmente del Ministerio de Educación y de Conicyt. También provendrá, pero en menor medida de otros organismos gubernamentales tales como el Ministerio de Economía, Corfo, Innovación en Educación Superior, Iniciativa Científica Milenio, Secretaría del Consejo Nacional de Innovación y del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

Nicolás Riquelme, presidente de Con-Ciencia, organización universitaria que participó con propuestas e indicaciones en este proyecto de Ley, indica que como comunidad, lo ven como un completo avance. “Actualmente existen herramientas pero están todas esparcidas y esto ha sido un impedimento para que la ciencia se desarrolle de buena forma. Esto viene a darle mayor fuerza política y permite generar una estrategia nacional de ciencia, tecnología e innovación, es decir, que como Estado pensemos en qué se quiere hacer a largo plazo”, afirma Riquelme.

Una de las grandes falencias que tiene este proyecto, indican desde la ONG, es que no existe un presupuesto determinado para invertir en ciencia. “Es importante que se piense en una política pública que aumente los recursos en términos de innovación”, agrega el presidente de Con-Ciencia.