Industria del recauchaje certifica estándar de calidad

La Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático certificó a 13 empresas recauchadoras del país que mejoraron sus equipos y procesos de producción para garantizar que un neumático recauchado es tan seguro como uno nuevo, permitiendo extender su vida útil.

0
346

Si en Chile recaucháramos cada neumático tantas veces como lo hacen los países de la OCDE, se podría reducir en 18 mil toneladas la generación anual de neumáticos fuera de uso (NFU). Por cada neumático de camión o bus que se recaucha, se evita producir entre 25 y 80 kilos de residuos sólidos y las problemáticas asociadas a su disposición, así también menores emisiones de gases de efecto invernadero.

Si bien la tasa actual de recauchaje en Chile es la mitad de la europea y sólo un cuarto del nivel de Estados Unidos, el sector está dando grandes pasos para posicionarse como un eslabón primordial en el ciclo de vida del neumático, en el marco de la Ley 20.920 de Gestión de Residuos, Responsabilidad Extendida del Productor y Fomento al Reciclaje (REP).

Un ejemplo de ello es que 13 empresas recibieron la certificación de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, tras implementar un Acuerdo de Producción Limpia (APL) suscrito en 2015 que promovió un estándar de calidad en el proceso de recauchaje, para garantizar que un neumático renovado es tan seguro como uno nuevo y con la ventaja de alargar su vida útil.

Así, las empresas lideradas por la Asociación de Renovadores y Recauchadores de Neumáticos de Chile -ARNEC buscan promover el recauchaje de neumáticos, considerando que es una alternativa de prevención muy atractiva tanto para la industria del neumático como para las empresas de transporte.  El costo de extender la vida útil de un neumático está entre un 20% y un 50% más barato que el de adquirir uno nuevo y evita generar neumáticos fuera de uso (NFU).

Giovanni Calderón Bassi, director ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, aseguró que la certificación en Producción Limpia constituye un reconocimiento al esfuerzo de estas empresas por mejorar sus equipos y procedimientos de producción, bajo norma chilena.

“Para nosotros como Agencia y, estoy seguro, para el gremio del recauchaje, la estandarización del proceso es, sin duda, el principal logro de este Acuerdo. Estamos seguros que esto ha contribuido sustancialmente a que el recauchaje sea considerado como meta de valorización en el recientemente aprobado Decreto Supremo que establece metas de recolección y valorización para el sector neumáticos. Con esto, la industria del recauchaje entra en una nueva etapa, integrándose plenamente al modelo de economía circular”, destacó Calderón.

Por su parte, Eduardo Acosta, presidente de ARNEC, entidad que representa el 65% de la industria del recauchaje de neumáticos de buses y camiones, señaló que hoy el sector está en capacidad de ofrecer neumáticos de calidad, seguros y más competitivos.

“El recauchaje de neumáticos es una actividad fundamental para extender el ciclo de vida de los neumáticos. Permite no transformar en basura un producto que tiene toda la potencialidad de ser reusado, a través de un proceso industrial que reemplaza la banda de rodamiento gastada por una nueva. Los beneficios medioambientales son evidentes: se previene y se retarda la generación de residuos de neumáticos, se ahorran materias primas escasas y se evitan emisiones de más de dos tercios de CO2, comparadas con la fabricación de neumáticos nuevos. En los tiempos de la economía circular, el recauchaje de neumáticos es un compromiso necesario para dar sustentabilidad al planeta y luchar contra el cambio climático”, sostuvo el dirigente gremial.

El Acuerdo de Producción Limpia contó con el apoyo de los Ministerios de Medio Ambiente, Salud y Transporte, Dirección de Compras Públicas, Servicio Nacional de Aduanas y CORFO entregó el sello en Producción Limpia a 13 plantas localizadas entre las Regiones de Tarapacá y La Araucanía.

En la Región Metropolitana son Recauflex, Truck Center, Río Puelo, Blotech, Industria Recuperadora de Neumáticos (Irenesa) y AA Comercial Recauchajes. En tanto, en regiones se certificó a las empresas Recauchajes Francisco Llach Ltda y Recauchaje Insamar Ltda, en Valparaíso; Neumaservicio Iquique Ltda de Tarapacá: Neumaservicio Ltda en Antofagasta; Octavio Ríos y Cía Ltda y Emar Comercial y Servicios Ltda, en Biobío; y en La Araucanía a Comercializadora Neumáticos Bacon Ltda.

Según los resultados del APL,  al año se evita la generación de 168 Kg CO2 por unidad de neumático recauchado, estimándose que el aporte total de ARNEC en ahorro de emisiones es de 8.215 toneladas de CO2 al año y la industria del recauchaje nacional alcanza las 12.638 toneladas de CO2/año. El recauchaje permite ahorrar hasta el 74% en relación a la fabricación de neumáticos nuevos y, en consecuencia, el costo energético asociado a dicho proceso.