Inauguran primer terminal de carga con energía solar para bicicletas eléctricas en la Región de Los Ríos

El proyecto también contempla mejorar la conectividad con el centro de la ciudad a través de una red ciclovías.

0
430

El pasado martes se inauguró la primera estación de carga para bicicletas y dispositivos eléctricos, a través de energía solar, en la ciudad de Valdivia. La iniciativa ayudará a descongestionar la Ruta T-350, camino a Niebla y beneficiará a los cerca de 200 mil habitantes de la zona, además de turistas.

El proyecto liderado por Cervecería Kunstmann, en colaboración con el Programa de Apoyo a la Inversión Productiva (IPRO) de Fomento Los Ríos – Corfo, posiciona a los cerveceros como la primera empresa no eléctrica en desarrollar una iniciativa sustentable de esta magnitud.

La actividad contó con la participación de autoridades de la zona, entre ellos, Carlos Riquelme Caro, director de Fomento Los Ríos y Armin Kunstmann, presidente y fundador de la cervecería. “Buscamos incentivar el uso de transportes alternativos con energías renovables poniendo a disposición de los vecinos, turistas y nuestros colaboradores, esta innovadora infraestructura. Queremos mejorar la calidad de vida de los valdivianos, contribuyendo a la disminución de la emisión de gases, mejorando la movilidad en la ciudad y promoviendo la construcción de ciclovías”, indicó Armin Kunstmann. 

La electromovilidad es una tendencia internacional a la que Chile se sumó en los últimos años, posicionándose como uno de los líderes mundiales en reutilización de energías. “Se está invirtiendo en buses, autos, scooters y bicicletas eléctricas, hoy impulsadas en Valdivia; demostrando que nuestra ciudad es amigable con el medio ambiente. Apoyamos este tipo de iniciativas ya que van en línea con nuestra motivación, ser un motor de cambio en la región”, agregó Riquelme, director de Fomento Los Ríos.

El terminal está ubicado en las inmediaciones de la fábrica y restaurant de los cerveceros, en el sector de Torobayo, donde se puede recargar bicicletas eléctricas, celulares y objetos electrónicos de bajo consumo. Incluye doce paneles solares con batería de litio, que almacenan una energía de 7.200 watts/hora. El proyecto, que contó con una inversión total de $25 millones, es de uso público y no tendrá costos asociados a su utilización.