Gobierno Regional dio inicio al proyecto de recuperación del cauce del Río Copiapó

0
13
Rio Copiapo en el desierto de Atacama, Chile

La medida se realizará “sí o sí” indicó el intendente. Además no se descartan expropiaciones. La iniciativa involucra a los agricultores, el Kaukari, Mallplaza y hasta la UDA.

Uno de los planes más ambiciosos de la región de Atacama, en por lo menos los últimos 20 años, está desarrollando el Gobierno Regional con el inicio del proyecto de recuperación del cauce del Río Copiapó desde el tranque Lautaro en Tierra Amarilla cruzando la capital regional y para esto están dispuestos a todo.

En una reunión realizada con los agricultores el intendente Miguel Vargas comentó que el programa se realizará “sí o sí”. En el encuentro la autoridad solicitó la comprensión y solidaridad a todos los agentes involucrados. “Nos ha costado meter maquinaria en la zona baja de San Pedro porque los dueños del terreno lo impiden y eso no puede ocurrir. Acá nos vamos a poner en orden el ancho que tienen que tener el río y eso lo vamos a respetar a rajatabla. Esto lo vamos a hacer cumplir afecte a quien le afecte”, sentenció.

Sobre la posibilidad de aplicar expropiaciones, Vargas adelantó que “nosotros no descartamos absolutamente nada porque tenemos que garantizar que el río tenga el ancho necesario para evitar riesgos e impactos negativos en la población”.

Sin duda una de las grandes polémicas que hubo en la emergencia del pasado 13 de mayo fueron los cuestionamientos a los puentes ubicados al frente de Mallplaza Copiapó. En cuanto a esta situación, la máxima autoridad enfatizó que “tenemos que intensificar el nivel de las conversaciones con los representantes del Mallplaza y esperamos que los ejecutivos se allanen a un acuerdo para garantizar el ancho que requiere el río. Primero lo vamos a garantizar a través del entendimiento y si eso no es posible utilizaremos todos los instrumentos que tiene disponible el Gobierno para materializar esa obra en el corto plazo”.

¿Cómo lo harán?

El Ministerio de Obras Públicas (MOP) está en la actualidad interviniendo más de 20 puntos con trabajos en el río con maquinaria pesada ensanchando todo lo que se puede para enfrentar una nueva lluvia. Reconocen que en un comienzo tuvieron bastante resistencia de los vecinos que finalmente cedieron los espacios.

El seremi del MOP, César González indicó que en 2015 el fenómeno se categorizó como “extraordinario” y nadie pensó que dos años después se volvería a repetir una crecida del río y la activación de las quebradas. “Es por esto que consideramos injusta la crítica de oposición cuando dicen que no estamos pensando en medidas de largo plazo y que no estamos haciendo las cosas con seriedad”.

La autoridad transparentó que hoy en el tramo urbano el río no tiene el espacio para escurrir con normalidad y por eso el colapso. Según antecedente del MOP el río en el sector del mall soporta solo cerca de 120 m3/s y se espera intervenir para sumar algo más de 50 m3/s para contener una eventual lluvias a corto plazo y luego intervenir para llegar entre 300 a 400 m3/s que se quiere lograr tras el ensanchamiento.

Respecto al presupuesto, el seremi dijo que no se tienen uno definitivo pero que desde el ministerio hasta el momento no les han puesto ninguna restricción. En cuanto a los plazos la autoridad indicó que el programa ya comenzó y que a corto plazo se busca estar preparado para eventuales lluvias para luego iniciar la obra definitiva.

González también reconoció que llegar a los 400 m3/s en esta etapa de emergencia va a ser imposible. En cuanto a la posibilidad de las expropiaciones la autoridad reconoció que es una alternativa, pero “demora de seis y ocho meses. No es una medida que sirva para una acción inmediata de emergencia”.

Kaukari

La jefa del Departamento de Desarrollo Urbano de la Seremi de Vivienda y Urbanismo (Minvu), Rocío Díaz informó que el proyecto completo del Kaukari tendrá modificaciones para mejorar las medidas de mitigación de los sectores.

Cuando se comenzó a diseñar en el 2011 el parque la evaluación hidráulica tenía tres estudios con una posible crecida del río de hasta 166 m3/s de agua y con ese escenario se trabajó el parque completo, que contó con la aprobación de la Dirección General de Aguas (DGA).

Todo cambió el 2015 con un evento extraordinario, los aluviones del 25 de marzo, y donde la evaluación de caudales se tuvo que aumentar a 220 m3/s. En ese instante se modificaron las etapas 1 y 2 para poder contener las posibles crecidas. Cabe señalar que las únicas obras de mitigación que están ejecutadas luego del evento del 2015 es el Kaukari.

“Ahora tenemos que ver cómo adaptamos el Kaukari a esta nueva realidad e indudablemente tenemos que evaluar si es que hay que despejar lecho para aumentar la capacidad hidráulica o quizás nuevos gaviones u obras para contener, porque el objeto de este proyecto es darle seguridad a la ciudad”, indicó Díaz.

El Kaukari aumentará su capacidad de contención de 220 m3/s a 300 o 400 m3/s. “Estamos pidiendo un informe al ingeniero hidráulico respecto al comportamiento del parque y nos plantee las alternativas de adaptación del parque”, sostuvo la profesional.

Respecto al presupuesto para la modificación del Kaukari se utilizarán las platas de conservación del parque para la adaptación del lugar. En total y por ahora se cuenta con unos de 320 millones de pesos para la ejecución de estas modificaciones.

Las alternativas son anchar el lecho, profundizar el lecho o levantar barreras más altas y tienen carácter de urgente para la rápida ejecución de las obras. El parque en todas sus etapas se va a adaptar a los nuevos estándares de seguridad y ya se trabaja en la modificación de la etapa uno y dos. Dado las contingencias que han ocurrido en 2015 y 2017 el proyecto presenta al menos dos meses de retraso en su desarrollo y no se inaugurará la etapa dos en septiembre.

El Minvu tiene en proceso de evaluación sacar los acorazados del Kaukari para darle más capacidad hidráulica y así utilizar la extensión completa del parque como el flujo del río. “La ciudad pide una obra de mitigación del río y nosotros tenemos que explicar que el 60% del costo del parque son medidas de mitigación con defensas fluviables”, subrayó la jefa del departamento.

La etapa 1 tuvo un presupuesto de 4 mil millones de pesos y la etapa 2 algo más de 12 mil millones de pesos. En las dos se intervienen 15 hectáreas a lo largo del centro de Copiapó. Uno de los temas importantes es que se está trabajando para dar solución al badén de Henríquez con un posible puente y donde se está evaluando además la instalación de uno igual en el sector, que podría ser en Pedro de Valdivia, Estadio o Diego de Almagro, siendo esta última la más viable.

Privados

Por su parte, el gerente de la Junta de Vigilancia del Río Copiapó (JVRC), Cristian González criticó que “nos habíamos olvidado de lo importante que es tener un río. Por 17 años no se hicieron trabajos de limpiezas en las quebradas, el río cada vez la gente lo fue achicando, fueron tirando basura y se había transformado en un patio trasero. Bajó el agua y arrasó con todo”.

El profesional explicó que “para que la gente lo tenga claro, las quebradas siempre van a bajar porque es un proceso natural y lo importante que esa llegue sin obstáculos al río que tiene que ser lo suficientemente grande para recibirla y llevar ese barro al mar”.

En tanto el gremio de la agricultura, que se reunió con el intendente el pasado martes, ofreció su ayuda, pero también solicitaron mayor claridad respecto a la coordinación que se pueda entregar.

La presidenta de la Asociación de Productores del Valle del Copiapó, (Apeco), Lina Arrieta manifestó que las ganas de colaborar siempre han existido, “pero yo he sentido hasta ahora un Estado muy lejano. En definitiva el Estado no sabe qué está haciendo el privado, ni el privado qué está haciendo el Estado y llegó el momento de ponernos de acuerdo, de actuar en conjunto, porque en conjunto es la única manera. Hay una disposición de todos nuestros asociados de todos nuestros emprendedores y empresarios de ponerse a colaborar en esto y ver cómo, en el menor tiempo posible como decía el intendente, y que es el sueño, tener un río que nos garantice el poder dormir tranquilos”.

Uno de los protagonistas más cuestionados en la emergencia ha sido Mallplaza Copiapó. La empresa a través de un comunicado de prensa informaron sobre el trabajo que realizan con el Gobierno ya que “las inundaciones han superado con creces los niveles históricos, y sin duda queremos que se logre una solución factible, en el menor plazo posible y que resuelva los problemas generados por las crecidas del río. Entendemos que los organismos técnicos correspondientes están estudiando las alternativas de solución”.

En cuanto a la posibilidad de expropiaciones, la misiva detalló que “como vecinos de Copiapó estamos fuertemente comprometidos por el bienestar de la ciudad y sus habitantes, y esperamos que se generen soluciones de largo plazo que contribuyan a que la ciudad esté mejor preparada ante este tipo de emergencias”.

Finalmente el rector de la Universidad de Atacama, Celso Arias indicó que no le han explicado hasta ahora el proyecto para recuperar el cauce del río. “Hasta el momento solo hemos visto una máquina que trabaja acá que es seguramente de una empresa estatal”.

Arias ofreció a la autoridad la posibilidad de traer especialista en obras hidráulicas para apoyar el trabajo que se está realizando y resaltó que hay plena disposición para mejorar las medidas de mitigación.

Además analizó que no ve viable que se profundice el río dado que hay cañerías de Aguas Chañar que cruzan el lugar, por lo que el camino es ensancharlo. Producto de las últimas lluvias la UDA tuvo daños por 901 millones de pesos. En los aluviones del 2015 esta cifra ascendió a más de 1.200 millones de pesos.

Fuente: Diario de Atacama