Gobierno entregó $1.500 millones a proyectos de riego con energías limpias durante 2016

0
163

 

Recursos por $1.500 millones permitieron que durante el 2016 se bonificaran 14 proyectos de riego presentados por pequeños productores agrícolas, organizaciones y pueblos originarios.

Esto gracias al concurso 14- 2016 “ERNC y Microhidros” de la Ley Nº 18.450 de Fomento a la Inversión Privada en Obras de Riego y Drenaje, que fue realizado el marco del convenio firmado entre la Comisión Nacional de Riego (CNR) y el Ministerio de Energía.

La convocatoria al Concurso ERNC y Microhidros para la agricultura superó las expectativas: de Antofagasta a Magallanes se presentaron 39 proyectos de riego abastecidos con energías renovables, principalmente solar fotovoltaica (FV) y minihidro en canales de riego. Esto confirmó el interés de los agricultores chilenos por realizar un desarrollo sustentable y más eficiente en la producción agrícola.

“Estamos apuntando a una agricultura sustentable, que aproveche sus recursos naturales para generar energía limpia, bajar los costos y reducir el impacto ambiental del uso de combustibles fósiles, como los generadores a diésel”, expresó el Ministro de Energía, Andrés Rebolledo.

La secretaria ejecutiva de la CNR, María Loreto Mery, en tanto, expresó que “hemos desarrollado un programa de trabajo que busca responder al compromiso de Gobierno respecto a implementar las medidas necesarias para que las energías renovables constituyan el 60% en el año 2035. Por cierto que en esta tarea es fundamental incorporar al sector agrícola, acercando las herramientas de apoyo que les permita desarrollar una agricultura limpia y con menos costos por gastos eléctricos”.

Mediante la Ley de Fomento al Riego se logró disponer de $1.500 millones para cofinanciar proyectos de riego con fuentes ERNC y fueron 14 las obras bonificadas, las que benefician a 549 agricultores. Nueve de estos proyectos son solares (FV), con potencias que varían entre 100kW y 1kW, y cinco de ellos corresponden a microhidros instaladas en el cauce de canales de riego, donde se concretarán 8 unidades de generación.

Es importante destacar que 13 de los proyectos bonificados se acogieron a la Ley de Generación Distribuida, lo que significa que estas obras de riego están aportando energía limpia a la red nacional y reduciendo la cuenta de electricidad de los agricultores al mismo tiempo.

Además, dos de los proyectos ganadores fueron configurados en isla, lo que quiere decir que fueron instalados donde no existe acceso a la red eléctrica y por ende, vienen a remplazar el uso de generadores diésel, más caros y contaminantes.

Este año el convenio de cooperación entre las instituciones buscará fortalecer las capacidades institucionales, sus instrumentos y el desarrollo sustentable de la pequeña agricultura. Todo esto a través de los beneficios que otorgan la Ley de Fomento al Riego y la Ley de Generación Distribuida.

Fuente: Revista Energía