Gobierno demandará a Nova Austral por falsificar información de centros de cultivos

El ministro de Economía aseguró que no le temblará la mano para hacer cumplir la ley.

0
269
Imagen de referencia de una salmonera en la Patagonia.

Ayer jueves, el Gobierno anunció una denuncia contra la empresa salmonera noruega, Nova Austral, por falsificar información de uno de sus centros de cultivos de salmones que tiene en la Región de Aysén.

Así lo explicó el ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, quien dijo que la compañía habría incurrido en graves irregularidades, pues no tendría declarado mortandad de peces, sobreproducción y fuga de salmones.

Al respecto, el titular de dicha cartera afirmó que al Gobierno no le temblará la mano para hacer cumplir la ley. “Sernapesca, a través de la dirección regional de Magallanes, presentará una denuncia en contra de Nova Austral por infracción al artículo 113 de la ley de pesca. Esto es por falsificar información respecto de la operación de un centro de cultivo“.

“Ante antecedentes recabados por Sernapesca, relativos a un presunto ocultamiento por parte de la empresa de los efectos ambientales en el fondo marino, bajo su centro de cultivo, la entidad presentará una denuncia ante la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) en contra de la referida empresa“, manifestó la autoridad.

El ministro solicitó a la Dirección Nacional del Sernapesca elaborar una propuesta para fortalecer los sistemas que se emplean para fiscalizar a las empresas salmoneras que operan en el país. Además, no descartó enviar los antecedentes al Ministerio Público por una eventual comisión de delitos.

En tanto, Mauricio Ceballos, vocero del área de océanos de Greenpeace, indicó que “el gobierno, más que señalar que no le temblará la mano para hacer cumplir la ley, lo que debieran sincerar es que, como no tienen la capacidad real y efectiva para fiscalizar como corresponde los centros salmoneros, entonces ya no entregará más permisos ni concesiones”.

El personero de la ONG ambiental agregó que “desde hace tiempo que hemos advertido que este tipo de situaciones eran inevitables frente al evidente descontrol que ha existido en la autorización y entrega de concesiones a las salmoneras, lo que no ha estado acompañado de la debida capacidad para ejercer un control efectivo. Lo grave es que las prácticas de adulteración de datos de Nova Austral puede que sea una práctica más bien extendida”.