Gobierno anuncia estrategia nacional para reciclar residuos orgánicos

La iniciativa, que según el Ministerio del Medio Ambiente tiene que estar lista a fines de 2019, pretende solucionar el 50% de la basura a nivel domiciliario. Ya encargaron un estudio y esperan que corra en paralelo a la Ley REP.

0
584

A principios de siglo, Italia era el país que menos reciclaba sus desechos orgánicos dentro los líderes de la UE y en menos de dos décadas superó a la mayoría de los países. Este ejemplo fue el aliciente final de una idea que llevaba un tiempo en los pasillos del Ministerio del Medio Ambiente (MMA): la creación de una Estrategia Nacional de residuos orgánicos domiciliarios, ítem que actualmente representa el 50% de la basura de un hogar, cuya valorización alcanza sólo al 1% de 4 millones de toneladas anuales.

Para esto, se inició un estudio que servirá de base para definir los instrumentos necesarios, cuyos resultados deberían estar listos en los próximos meses, ya que el gobierno se puso como plazo 2019 para lanzar la Estrategia. Incluso, según fuentes del MMA, el objetivo del proyecto es poner un contenedor orgánico, ojalá, en todas las casas.

Ya hay proyectos piloto, como el Programa Reciclo Orgánico (en colaboración con Canadá), que está instalando infraestructura para generar plantas de compostaje en regiones. Para hacerse una idea, según la Encuesta Nacional del Medio Ambiente 2018, de los chilenos que declaran que reciclan su basura (50%) sólo 10% dicen hacerlo con los residuos orgánicos. “La implementación de la REP nos permitirá contar con la infraestructura y los sistemas de manejo para reciclar los envases y embalajes que diariamente desechamos, los que representan alrededor del 25% de los residuos que forman parte de la bolsa negra típica de una casa chilena. Ahora, nos haremos cargo de los residuos orgánicos”, dice la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, y agrega: “Queremos aprovechar el impulso de la REP para pedirle a los vecinos que separen no solo sus residuos reciclables, sino también sus orgánicos”.

Macarena Guajardo, directora ejecutiva de Fundación Basura, entidad asesora en Programa Reciclo Orgánicos, estima que los residuos orgánicos deberían tener una especial atención “no sólo porque corresponden a la mitad de la basura que generamos, sino también porque son los responsables de la generación de gas metano en vertederos y rellenos, el que es entre un 20% a 25% peor para el calentamiento global que el CO2”, dice Guajardo.

Sin embargo -agrega la especialista- “la implementación es un desafío, pues no existen tantos compradores de compost disponibles como para que el sistema funcione con grandes cantidades desde el inicio”.

Una visión crítica al respecto la tiene el exministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier: “Creo que empezar a elaborar una estrategia de este tipo dilata la prioridad número uno, que es implementar bien la Ley REP. Incluso, mucho más importante que los residuos orgánicos domiciliarios, son los industriales. Por ejemplo, las aguas servidas y los desechos de la agroindustria generan un lodo perfectamente valorizable”, comenta Badenier y plantea una alternativa: “Creo que el camino es declarar los residuos orgánicos como Producto Prioritario dentro de la Ley REP, lo que legalmente es totalmente factible”.

Por último, la ministra Schmidt concluye: “Es un desafío enorme, pero a la vez representa una oportunidad para alcanzar nuestros compromisos climáticos a la vez que mejoramos la calidad de vida de nuestra gente”.