Fundación Terram lanza libro “Fracking: fracturando el futuro energético de Chile”

0
574

Fundación Terram presentó el libroFracking: fracturando el futuro energético de Chile”, un estudio que indaga en las causas y consecuencias de la explotación de hidrocarburos no convencionales en el país.

El aprovechamiento de las fuentes convencionales de petróleo ha alcanzado un peak inesperado, pues “los grandes yacimientos constituyen el 80% de la producción mundial y, según las prospecciones, ya se han encontrado casi todos”, señala la investigación encabezada por Cristián Opaso, periodista de Fundación Terram, Cristopher Toledo y Telye Yurisch, economistas asociados a la misma entidad.

Ante la escasez de petróleo, recurso básico de la era industrial, se presenta la fracturación hidráulica o fracking como alternativa para la extracción de gas de esquisto o shale gas. Esta técnica se lleva a cabo a través de la inyección directa de agua sobre la roca de esquisto o “roca madre”, con el fin de fracturarla para que el combustible emane hacia la superficie.

Estados Unidos ha sido el país pionero en la explotación de gas natural desde mediados de 1970, pero hasta la fecha, presenta una alta tasa de agotamiento. “Este panorama provoca que constantemente se necesite estar invirtiendo en la perforación de nuevos pozos que permitan evitar el declive de su producción” y ya no sólo en el país angloamericano, sino que en todo el mundo, indica la investigación de Terram.

El documento, además, muestra una serie de argumentos para respaldar cuál es el problema que trae la extracción de shale gas, los que están asociados a efectos adversos para el medio ambiente y las comunidades aledañas a las zonas de explotación. Esto debido a que, para efectuarse el fracking, requiere de un “uso intensivo del agua y contaminación de la misma, contaminación del aire, contribución de gases de efecto invernadero (GEI) al calentamiento global y al cambio climático, el uso de aditivos químicos, e incluso la inducción de sismos”. Debido a ello, este método ha sido prohibido en varios condados de Estados Unidos.

El fracking en Chile:

El estudio publicado evidencia que actualmente Chile dispone de una amplia infraestructura de centrales térmicas que utilizan el gas natural como fuente de abastecimiento.

Tal escenario ha generado que la fracturación hidráulica en el país sea utilizada de manera indirecta a través de la importación de gas y, directamente, en el desarrollo de proyectos en la Región de Magallanes, registrándose hasta el momento 20 proyectos con 134 pozos que se encuentran aprobados o en calificación ambiental por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

Según el estudio de Terram, las políticas a nivel país representan las intenciones del Estado por resguardar a la Empresa Nacional de Petróleo (ENAP), a través de la modernización de la Ley ENAP, con medidas de largo y mediano plazo que buscan “cubrir los requerimientos energéticos del país mediante un proceso de regasificación nacional”.

Sin embargo, hasta el momento las observaciones realizadas a los proyectos donde se utilizará el fracking en la Patagonia chilena, dejan en evidencia la falta de información sobre las posibles consecuencias que el uso de esta técnica podría traer para nuestro entorno. Ejemplo de ello es el proyecto de Bloque Arenal (el cual perforó 52 pozos en 2015) en cuya Declaración de Impacto Ambiental se especifica que tal técnica no traería consecuencias para la salud de la población, pero no se entregan suficientes antecedentes para respaldar tal afirmación.

Así también se analizan los casos de Bloque Fell de Geopark Fell Spa. Y, a su vez, las influencias que tienen empresas estadounidenses como Cheniere Inc. (propietaria del complejo de regasificación Sabine Pass de Estados Unidos), TransCanada Corp (dueña del Gasoducto del Pacífico), AES Gener y Southwestern Energy en el sector energético nacional, cuyas relaciones concluyeron en la creación del Acuerdo de Cooperación en Tecnologías de Energías Limpias firmado en julio de 2014 por el ex ministro de energía Máximo Pacheco.

Si necesitas quieres revisar el estudio completo, Fundación Terram tiene un libro con una exhaustiva exposición de la situación actual del fracking, el cual también puedes revisar acá.