Eventos deportivos sustentables, un nuevo paradigma para el fútbol

La FIFA y el Comité Organizador Local (COL) han desarrollado una estrategia global de sustentabilidad que busca mitigar el impacto ambiental de sus actividades, mostrando un gran compromiso con el medio ambiente.

0
279

¡Por fin estamos disfrutando de Rusia 2018! El mundo entero tiene los ojos puestos en el mundial de fútbol; en todos los medios y redes sociales se habla de los jugadores del momento, partidos, estadísticas, historia de los mundiales y un largo etcétera. Pero, ¿cuál es el impacto que los eventos deportivos masivos de esta magnitud tienen sobre el medio ambiente?

Afortunadamente, desde Alemania 2006 la FIFA trabaja por lograr mundiales sustentables y este año han llegado más lejos que nunca. Junto al apoyo del COL, se logró llevar a cabo la construcción y acondicionamiento de estadios con diseño, materiales y procesos más amigables con el medio ambiente, se integró eficiencia energética e hídrica en los estadios nuevos y en los ya existentes, y se aseguró que cuenten con infraestructura para reciclaje y una correcta gestión de residuos.

Esto último está siendo reforzado por campañas que buscan concientizar al público sobre la relevancia de apoyar iniciativas de reciclaje, además de incentivar el uso de transporte público para llegar a los recintos. Rusia 2018 se ha ganado el título de “El Mundial más Ecológico de la historia”.

“El Mundial también representa una oportunidad única para dejar un legado positivo en el país anfitrión. Estamos poniendo en marcha medidas concretas de sustentabilidad, estableciendo guías de buenas prácticas para otras competiciones importantes y alentado a otras entidades a que implanten iniciativas para promover la sustentabilidad”, indicó la FIFA en un comunicado de prensa.

“Organizar la competición de forma sustentable es todo un reto. Inevitablemente, la magnitud del torneo tiene sus efectos, que hay que evaluar y mitigar; pero también representa una oportunidad única para dejar un fantástico legado a Rusia”, declaró Federico Addiechi, responsable de Sustentabilidad de la federación.

Otra buena noticia es que estas iniciativas no se han quedado sólo en el mundial: en los últimos años, varios clubes, principalmente en Europa y Norte América, han comenzado a implementar medidas de reciclaje y eficiencia energética, y muchos de ellos cuentan con recintos que cumplen regulaciones internacionales verdes, como la normativa internacional verde o BREEAM y el sello LEED, una certificación otorgada a edificios sostenibles.

¿Cómo vamos en Chile?

Es probable que quienes que han asistido a un partido de fútbol en Chile hayan notado la gran cantidad de residuos que un solo encuentro genera. Tampoco es común encontrar estadios que gestionen el agua manera eficiente, que utilicen técnicas y sistemas sustentables para el riego y calefacción, y son poco los que cuentan con iluminación led.

“Nos queda mucho por avanzar para que nuestro fútbol sea parte de la tendencia mundial en eventos deportivos sustentables. No es necesario partir de cero para transformar recintos deportivos a recintos deportivos sustentables. Si tanto clubes como municipalidades que administran estadios en Chile no saben cómo proceder, pueden apoyarse en otras entidades que los ayuden en este camino”, explica Andrés Murillo, jefe de proyectos de Cyclo Sustainability, empresa Chilena que desde el 2015 se dedica a implementar soluciones que ayudan a otras empresas a lograr y optimizar su gestión de sustentabilidad.

Dentro de las medidas que Cyclo ha buscado desarrollar junto a administraciones deportivas, es la implementación de sistema de reciclaje en recintos deportivos y asesoramiento para conseguir la certificación LEED, que puede ser entregada a edificios existentes siempre que se reacondicionen e incorporen medidas de eficiencia y sustentabilidad, como la instalación de paneles solares o calderas de biogás para calefacción y duchas, recolección de aguas lluvias para riego, y recambio de iluminación tradicional por una eficiente, entre otros.

“El deporte chileno está en un buen momento para seguir la tendencia mundial de integrar estándares de sustentabilidad en recintos y eventos deportivos. El país está haciendo grandes esfuerzos para ser cada día más sustentable, por lo que este tipo de iniciativas aportarían de manera significativa en este objetivo común”, comenta Murillo.

En efecto, una gran ventaja que tiene esta alianza sustentabilidad-deporte, es el acercamiento del cuidado ambiental a las personas. Según el experto, “además de todas las medidas de estructurales que puedan implementarse, también vemos la oportunidad de motivar a la comunidad seguidora deportes masivos, como el fútbol, a aprender sobre reciclaje y sustentabilidad”.

Destaca que es importante que los asistentes se sientan parte de la estrategia de sustentabilidad y en ese sentido, es ventajoso contar con el apoyo de los jugadores y el club que los identifica. “La alianza Deporte-Sustentabilidad tiene un gran potencial de ser “agente de cambio”, y tenemos que aprovechar esta oportunidad”, concluye.