Episodios críticos por mala calidad del aire disminuyen casi a la mitad en relación a 2016

Entre el 1 de abril y el 29 de junio de 2017 se registraron 255 episodios críticos por mala calidad del aire en las principales ciudades de la zona centro-sur del país, lo que representa un 45% menos que en 2016 para el mismo período. Mayor disminución se registró en Talca, con un 78% menos episodios, mientras que en Santiago se redujeron en un 40% y en Coyhaique un 21%.

0
165
FOTO: MARIA JOSE VASQUEZ /AGENCIAUNO

Un balance realizado por el Ministerio del Medio Ambiente en base a un informe de su División de Calidad del Aire, de acuerdo a la información entregada por su red de estaciones de monitoreo de calidad del aire en el país, revela que entre el 1 de abril y el 29 de junio de 2017 se registraron 283 episodios críticos por mala calidad del aire en 11 zonas urbanas de la zona centro sur del país, lo que representa un 45% menos que los 465 episodios registrados a igual fecha en estas ciudades durante 2016.

Esto en base a la suma de alertas, preemergencias y emergencias por material particulado fino (MP2.5, el más peligroso para la salud) registradas en la Región Metropolitana, Rancagua, Curicó, Talca, Linares, Chillán y Chillán Viejo, Los Ángeles, Temuco y Padre las Casas, Valdivia, Osorno y Coyhaique.

“Este año hemos visto el efecto y los beneficios de los planes de descontaminación atmosférica, que fueron enmascarados por la sequía y malas condiciones de ventilación de los años previos. Los episodios críticos han disminuido a casi la mitad en gran parte de Chile, y lo importante es que la transformación hacia una calefacción más limpia se ha iniciado, es irreversible, y ha permitido que tanto el Estado como los ciudadanos aporten a limpiar el aire para las ciudades de Santiago hasta Coyhaique”, afirmó el ministro Marcelo Mena.

La mayor disminución de episodios críticos por mala calidad del aire se registra en la ciudad de Talca, donde se pasó de 27 en mayo-junio de 2016 a 6 en el mismo período de 2017, lo que representa una disminución de un 78%. Mientras el año pasado se registraban en esa ciudad 9 preemergencias y 1 emergencia a esta fecha, este año se registran 3 preemergencias y ninguna emergencia.

Por su parte, en Santiago a la fecha no se ha registrado ninguna preemergencia ni emergencia por MP2.5, en comparación a las 6 preemergencias y 3 emergencias que se registraban a la fecha en 2016, una situación inédita desde que se estableció el nuevo sistema de monitoreo de material particulado fino que fija estándares más exigentes para proteger la salud de las personas. La cifra total de episodios críticos, en tanto, cayó un 40%.

Una situación similar se registra en Rancagua, donde el número de episodios críticos disminuyó de 27 en 2016 a 8 en 2017 (-70%), mientras que las preemergencias cayeron de 11 a 1. Le sigue Valdivia, que bajó de 56 episodios críticos en 2016 a 24 en 2017 (-57%), mientras que las preemergencias cayeron de 28 a 9, y las emergencias de 8 a 3 en el mismo período.

Esta tendencia se mantuvo también en Curicó (-41%), Linares (-50%), Chillán y Chillán Viejo (-36%, donde las preemergencias bajaron de 19 a 9, y las alertas de 11 a 7), Los Ángeles (-46%), Temuco (-44%), Osorno (-42%) y Coyhaique, donde se pasó de 66 episodios críticos en mayo-junio de 2016 a 52 en el mismo período de 2017 (-21%. Sin embargo, la disminución más importante en la capital de Aysén ha sido la registrada en los episodios de emergencia, que pasaron de 44 el año pasado a 25 en lo que va de este invierno.