En Concepción proponen biomasa como alternativa eficiente de calefacción

Actualmente la biomasa representa alrededor del 25% de la matriz de energía primaria, de las cuales un 52% se destina a la generación de electricidad, un 23 % a la industria y un 25% al sector residencial, siendo este último, el que más la consume en forma de leña.

0
302

La Secretaría Ministerial de Energía del Biobío, junto a la Universidad Católica de la Santísima Concepción, UCSC, organizó el seminario “Calefacción Sustentable a partir de la Biomasa”, cuyo objetivo fue dar a conocer los avances en el proceso de declaración de ésta como combustible, así como también, abordar la regulación asociada a su uso para calefacción eficiente.

Actualmente la biomasa representa alrededor del 25% de la matriz de energía primaria, de las cuales un 52% se destina a la generación de electricidad, un 23 % a la industria y un 25% al sector residencial, siendo este último, el que más la consume en forma de leña.

“Como Ministerio de Energía, estamos trabajando en un proyecto de ley para regular los biocombustibles y otorgar formalidad al mercado, porque en nuestra región la penetración de leña en los hogares llega al 70%. Por eso, es muy trascendental discutir sobre calefacción sustentable y cómo avanzar como ciudadanía y desde nuestro gobierno con la Ley de Biocombustibles Sólidos, que permita producir leña certificada y preparada, con equipamiento que sea más eficiente y que contamine y afecte menos la salud de las personas”, explicó el seremi de Energía.

A la actividad asistieron profesionales, productores y comerciantes de leña. Además de representantes del Instituto Forestal (Infor) y la Corporación Nacional Forestal (Conaf),  quienes abordaron temáticas vinculas a la biomasa forestal, como una alternativa para la generación de energías renovables, políticas de Dendroenergía, tecnologías de calefacción y su uso sustentable.

“Estas instancias de conversación son necesarias para conocer más sobre la biomasa. En la UCSC los últimos años hemos profundizado en temas vinculados a la energía y encuentros como estos nos permiten generar alianzas con nuevos actores para realizar investigación y proyectos con impacto regional”, destacó el académico de la Facultad de Ingeniería de la UCSC, Hugo Garcés.

La biomasa puede proporcionar energías sustitutivas a los combustibles fósiles, gracias a agrocombustibles líquidos (como el biodiésel o el bioetanol), gaseosos (gas metano) o sólidos (leña), siendo este último el principal contaminante de las ciudades. En la zona centro-sur sobrepasa por un amplio margen la normativa de calidad del aire vigente en el país. Actualmente en nuestra región hay 11 comunas saturadas; las 10 comunas del Gran Concepción y la ciudad de Los Ángeles.

“Es importante precisar que la contaminación de la leña se genera por su uso inadecuado o de mala calidad (húmeda) a nivel domiciliario, y si a eso le sumamos, artefactos de combustión poco eficientes estamos hablando de un agente contaminante. Sin embargo, debo destacar que la leña al ser utilizada de forma adecuada se transforma en una excelente opción de calefacción, solo se requiere tomar las medidas adecuadas para no generar efectos nocivos en nuestro entorno”, afirmó el director de Proyectos y Encargado Nacional de la Línea de I+D Biomasa Forestal y Energía de INFOR, Juan Carlos Pinilla.

Los efectos nocivos en la población derivados de la combustión de la leña hacen necesario establecer las especificaciones técnicas y de calidad mínimas para su comercialización, como por ejemplo contenido de humedad, diámetro, longitud, especies, densidad, poder calorífico, sustancias químicas, entre otros.

“Es importante que a través de estas actividades se difunda y se entregue mayor información para que las personas compren leña certificada. Es excelente que el Ministerio de Energía se preocupe por formalizar el mercado”, recalcó Maribel Dinamarca, dueña de Comercial Dinamarca, Venta de Leña Certificada.

Según lo propuesto en el programa de gobierno del Presidente Sebastián Piñera, se requiere una mejor regulación del mercado de la leña y un plan nacional que promueva su uso sostenible. En este sentido, el Ministerio de Energía reconoce esta realidad y dentro de los 10 mega-compromisos de la Ruta Energética 2018–2022 asume como objetivo otorgarle formalidad a este mercado.